Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La fiscalidad de Hard Rock quedará en el municipio donde se construya

Las futuras licencias y los impuestos caerán en una de las dos arcas municipales y no en reparto del 57-43 como ocurre hasta ahora
Whatsapp
La fiscalidad de Hard Rock quedará en el municipio donde se construya

La fiscalidad de Hard Rock quedará en el municipio donde se construya

Hace justo una semana la Costa Daurada sacaba pecho. La Generalitat anunciaba algunos detalles del proyecto propuesto por Hard Rock para el territorio y la firma estadounidense explicaba sus intenciones en un comunicado para la primera de las fases.

El alcalde de Salou, Pere Granados, repetía una vez más que Hard Rock Entertainment World sería la primera piedra del Orlando del sur de Europa y el primer teniente de alcalde de Vila-seca, Xavier Farriol, se congratulaba tanto del proyecto como de los promotores, una firma de prestigio internacional.

Los detalles que se explicaron el lunes son muy prometedores para el territorio: dos hoteles, uno de ellos con uno de los casinos más importantes de Europa; un espacio comercial para primeras marcas y zonas de ocio, y un auditorio para conciertos de gran formato.
Las cifras que se anunciaron son mareantes: 2.000 millones de inversióin (665 en esta primera fase), 2.176 trabajadores directos, millones de pernoctaciones... Un futuro prometedor que complementa la oferta de PortAventura World y Ferrari Land, estrenado esta temporada.

Último trámite

Ahora sólo falta ratificar la candidatura. La mesa de contratación tiene aún unas semanas para contrastar los informes y el proyecto de la compañía americana y poner la cuenta atrás para hacer realidad todo aquello que esta semana se ha soñado para estos terrenos, a caballo entre los dos municipios.

Y mientras los técnicos revisan la documentación, las administraciones locales son conscientes de la fiscalidad que vendrá acompañada de este gran proyecto turístico. Nadie ha calculado los ingresos extraordinario que vendrán con Hard Rock Entertainment World, aunque alguno ya se frota las manos por esta lluvia de millones.

A falta de conocer dónde se levantarán los dos hoteles y el espacio comercial, lo lógico sería un reparto de la fiscalidad generada

El 19 de noviembre de 2013 se firmaron en el Palau de la Generalitat los nuevos estatutos del CRT. Se cerraba así una primera etapa de 20 años con un reparto equitativo de la fiscalidad entre los dos municipios. Tras 21 meses de duras negociaciones a tres bandas: Generalitat, Vila-seca y Salou, se llegó a un acuerdo y se firmaron unos nuevos estatutos, cuyo texto refundido en el Butlletí Oficial de la Província de Tarragona (BOPT) salía publicado el 27 de octubre de 2015.

En caso de que un resort esté entre los dos municipios, el reparto irá en función del espacio ocupado en cada uno

Los estatutos hablan en los dos últimos artículos del sistema de ingresos y gastos. En el apartado a del artículo 52 se explica que «los ingresos fiscales derivados del parque temático, áreas deportivas y aprovechamientos urbanísticos, de los usos comerciales, hoteleros y residenciales derivados de la Llei 2/1989, se distribuirán entre los ayuntamientos de Salou y Vila-seca, en la proporción territorial que cada municipio tiene el en ámbito del CRT, es decir, un 57% para Salou y un 43% para Vila-seca».

Parece lógico que la fiscalidad que genere Hard Rock Entertainment World nutriera las dos arcas municipales enriqueciendo las dos ciudades donde está ubicado el CRT. Pero resulta que Hard Rock Entertainment Wolrd no forma parte de los ingresos fiscales derivados de la Llei 2/1989 y ello implica que se rige por el apartado b del mismo artículo 52: «Los ingresos fiscales procedentes del incremento de aprovechamiento comercial, residencial u hotelero que suponga cualquier otro proyecto en relación con el autorizado por la Llei 2/1989, se asignarán íntegramente al ayuntamiento del territorio municipal donde se materialice la implantación».

¿Quién se lleva el Jackpot?

Este punto es el que puede hacer saltar la banca a una de las dos ciudades. Si los hoteles y el casino se ubican en Salou, Vila-seca no tendrá ingresos en materia fiscal. Si es al contrario, pasará al revés. Fuentes del CRT explican que «la solicitud de licencias y la gestión de los trámites se hará desde el consorcio, pero la fiscalidad generada se ingresará en el municipio donde se instalen los hoteles, zona comercial y casino».
Las mismas fuentes admiten que todavía no han visto un plano para saber dónde se ubicarán los proyectos de la primera fase, pero todo apunta que estén más en terreno de Salou que de Vila-seca porque el hotel familiar tiene sentido que tenga acceso directo al parque temático y que el casino y la zona comercial esté integrada en la trama urbana más próxima.

La aparición de Hard Rock romperá el equilibrio fiscal de estos 25 años del CRT y puede enfriar las relaciones vecinales. De momento, sólo se ha confirmado que el artículo 52 del artículo no deja lugar a dudas a que cada territorio gestionará la fiscalidad generada por Hard Rock Entertainment World y parece que en esta primera mano de la partida, Salou tiene muchos ases en su poder. 

Temas

Comentarios

Lea También