Más de Costa

La gran prensa que impulsó a la viña en el Baix Penedès sale del cajón

La emblemática pieza de Cunit volverá a lucir en el Vinseum

José M. Baselga

Whatsapp
La prensa de Cal Marquès.

La prensa de Cal Marquès.

Fueron de las primeras familias dedicadas a proveer a gran escala  el vino del Penedès. Los Marquès, como los Samà y los Raldiris, lo que les permitió atesorar una gran fortuna. 

Distribuían desde el puerto de Vilanova. Embarcaban vinos en botas de 500 litros para las tropas españolas que lucharon contra los independentistas cubanos. La última guerra de independencia cubana frente al Imperio español.

En casa de los Marqués de Cunit, hoy calle Major, había una gran prensa que forma parte del patrimonio vinícola de Catalunya. Con 14 metros de largo y 4 altura, pesa más de 5.000 kilos.

Cal Marquès de Cunit.

En los años 50 esa prensa fue donada al Museu del Vi de Vilafranca para exponerla un símbolo de la historia del Penedès. Pero desde 2010 estaba desmontada y guardada en el almacén.

Con la ampliación del Museu del Vi, que pasa a denominarse Vinseum, la prensa volverá a lucir. La inauguración será 2022, pero en los últimos días se ha llevado al nuevo emplazamiento.  

Traslado de piezas el nuevo museo. FOTO: El 3devuit.

El traslado se ha hecho ahora porque la fachada para la ampliación no está acabada y era aconsejable realizar la mudanza por las dimensiones de la pieza. Un camión de 5 ejes la transportó a la nueva ubicación. La prensa de Cal Marquès ocupará un lugar privilegiado en ese espacio dedicado a la cultura del vino que de los 500 m2 de exposición pasará atener 3.000.

La dimensiones de la prensa permiten una idea de la extensión de las propiedades de los Marquès dedicadas a la viña para el vino, principalmente de la variedad xarel·lo.  «De otra manera no podría entenderse la presencia de esta monumental instalación», señalan en la entidad de historia local, Delmacio de Conito.

Piezas desmontadas en el almacén. FOTO: El 3devuit

Aquella casa en lo que entonces era el camino real en Cunit permitió un impulso. La venta del vino favoreció a otros negocios. Los Marquès tuvieron compañías navieras y comerciaron con Cuba y otras islas del Caribe.

Delmacio de Conito señala que la leyenda habla de por lo menos un esporádico tráfico de esclavos entre África Occidental y las que eran nuevas posesiones españolas. Aunque el vino y sus derivados centraban el comercio con las islas.

De regreso a Catalunya esos barcos llegaban cargados de algodón de las plantaciones de Nueva Orleans que permitieron el inicio de una floreciente industria textil impulsada por la familia en Vilanova.

Noticias relacionadas:

- El necesario puerto de Sant Salvador:  https://www.diaridetarragona.com/costa/El-puerto-que-burlo-el-bloqueo-britanico-20210206-0009.html

Temas

Comentarios

Lea También