Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La línea que solucionará un conflicto histórico entre Vinyols y Cambrils

Cuarenta propietarios de fincas situadas en el límite del término se reúnen para esclarecer a qué municipio pertenece cada superficie

Cristina Sierra

Whatsapp
Los propietarios identificaron sobre plano su finca.  FOTO: Alba Mariné

Los propietarios identificaron sobre plano su finca. FOTO: Alba Mariné

S e acabaron las dudas. Los ayuntamientos de Vinyols i els Arcs y Cambrils iniciaron ayer el proceso para delimitar la superficie de los dos municipios y acabar con el malentendido que ya se ha convertido en un problema histórico: ¿dónde termina Cambrils y dónde empieza Vinyols i els Arcs?

Esta indecisión no solo la tienen los residentes de ambas poblaciones, también los propietarios de las fincas situadas en el límite del término que ayer llenaron la sala de plenos del ayuntamiento de Vinyols i els Arcs para resolver el conflicto. Cerca de cuarenta personas acudieron a esta primera reunión entre consistorios y afectados y que contó con la presencia de técnicos del Departament de Governació de la Generalitat de Catalunya.

La secretaria viñolense Montserrat Boada explicó al inicio que este proceso tiene la finalidad de esclarecer los límites. Un procedimiento «largo» que deberá tener el visto bueno de los dos consistorios y que se publicará en el Diario de la Generalitat.

Mar Jiménez, técnica del Departament, fue la encargada de dar los detalles más técnicos para que los propietarios conocieran cómo será este proceso. Según explicó, se parte de la documentación de 1918 que reconoce 14 hitos y se suma una más que corresponde a una revisión que se hizo en 1992. «Trabajaremos a partir de la línea de 1918, que es el origen y la vigente para definir si es Cambrils o Vinyols», dijo.

Por ello, ayer los presentes tuvieron que identificar sobre plano su terreno para que los técnicos puedan hacer el estudio basándose en esa línea de delimitación. El siguiente paso será establecer las coordenadas que determinarán geográficamente cada superficie e instalar unas señalizaciones de piedra para limitar los términos. «Haremos lo que haga falta para que quede definido. Nuestra voluntad es acabar el mapa de los municipios», aseguró Jiménez.

Pago de tributos

En la reunión muchos de los presentes tenían las mismas dudas ante la inminente solución. La que más preocupaba era si el pago de contribuciones sería igual. Montserrat Boada señaló que este tributo dependería de dónde está ubicada la finca y si está sujeto a un posible cambio de ubicación una vez se marque la línea.

La reunión se celebró en la sala de plenos del consistorio viñolense. FOTO: Alba Mariné

«Si el terreno está dividido deberá pagar a cada consistorio la parte proporcional del recibo», explicó la secretaria, que añadió que «la idea de los dos municipios es que todo continué igual como hasta ahora pero queremos fijar bien el límite». Otra de las cuestiones fue si se debía notificar al registro de la propiedad un posible cambio del terreno. En este caso, esta notificación se deberá hacer al Catastro. 

Muchos de los propietarios presentes tenían bastante claro dónde está situada su parcela pero agradecían que los dos consistorios se hubieran sentado para poner solución a este malentendido. «Ya era hora que se defina bien qué es Cambrils y qué Vinyols porque así no podíamos continuar. Es un proceso necesario para acabar con los problemas», señalaba uno de los presentes.

La concejal viñolense de Urbanismo, Marta Aubaó, hizo una buena valoración de esta primera reunión. «Ha tenido mucho interés por los dos bandos. Creemos que el término está bastante delimitado pero lo hemos querido mirar bien», dijo. 

Reuniones con Salou y Vila-seca

Por su parte los representantes del consistorio cambrilense valoraban satisfactoriamente este proceso que tiene el objetivo de acabar con los conflictos recientes por la zona azul y por las superficies comerciales que se instalan justo en el límite, como ha ocurrido con Lidl. 

El edil de Urbanismo, Joan Maria Artigau, explicó que este año también se han reunido con los ayuntamientos de Salou y Vila-seca para delimitar los términos con la localidad y que tienen pendiente hacer lo mismo con los de Riudoms y Mont-roig del Camp. «Es importante tener clara la línea que separa los municipios y hacer las modificaciones que hagan falta para que todo esté correcto», señaló. 

Temas

  • Cambrils
  • Vinyols
  • Departament de Governació de la Generalitat de Catalunya
  • Vinyols i els Arcs
  • urbanisme

Comentarios

Lea También