Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La marcha lenta contra el peaje de la C-32 ha colapsado la costa del Baix Penedès

Han habido momentos de tensión cuando algunos han intentado escapar de la retención

José M. Baselga

Whatsapp
Marcha leny

La marcha lenta por la autopista C-32 y por la carretera C-31 en protesta contra el peaje de Cubelles ha provocado esta tarde un caos en las dos vías entre El Vendrell y Vilanova.

Han participado un centenar de vehículos. Estaba organizada por las plataformas y coordinadoras contra el peaje de la C-32 en Cubelles, después de que les fuese denegada la petición para cortar la salida de la autopista durante una hora como ya hicieron el pasado mes de  julio.

La movilización ha generado caravanas en la autopista.

La movilización ha logrado colapsar la carretera y la autopista, además, a una hora de llegada de muchos vecinos con segundas residencia en El Vendrell, Calafell y Cunit y que van a pasar el  fin de semana.

A 60
Los coches participantes en la protesta han circulado a la velocidad mínima obligatoria que en el caso de la C-32 es a 60 kilómetros por hora. En la carretera lo han hecho a 40.

La protesta ha provocado retenciones y momentos de tensión cuando algunos conductores que se han visto atrapados en la caravana han intentado adelantar a los manifestantes, incluso con golpes entre los coches.

Los manifestantes antes de salir.

Los participantes en la marcha lenta también denuncian  que los Mossos d’Esquadra han empleado el radar para  intentar cazar a quienes iban a menos velocidad de la obligatoria en una autopista.

La barrera
La protesta pide eliminar el peaje de Cubelles para que la autopista C-32 sea una especie de ronda litoral gratuita para los desplazamientos en el Penedès Marítim entre El Vendrell y Vilanova.

Ahora ese desplazamiento cuesta 3 euros, lo que supone  un agravio para los vecinos respecto a otras zonas de Catalunya con tramos de autopista gratuitos incluso en la misma C-32 entre Sitges y Vilanova. En el Baix Penedès se señala que ese peaje supone además una barrera para la llegada de turismo.

También denuncian la saturación y peligrosidad de la carretera C-31 por la que circulan unos 25.000 vehículos diarios por el centro de núcleos de población como Segur de Calafell o Cunit sin que la Generalitat, titular de las dos vías, contemple medidas inmediatas de mejora y seguridad para los vecinos.

Por la autopista se ha circulado a 60 km/h.

Los manifestantes optaron por la marcha lenta para visualizar la saturación  y no descartan nuevas movilizaciones si no tienen respuestas rápidas a su reivindicación.

La protesta une  a plataformas  de El Vendrell,  Calafell, Cunit, Cubelles y Vilanova. Los manifestantes señalan que la solución que necesitan es urgente y que no pueden esperar a la implantación de una viñeta como plantea la Generalitat ya que consideran que no es aplicable de manera inmediata. 

Destacan que la marcha lenta no incumple ninguna normativa y apuntan que incluso los que se han manifestado por la autopista han pagado el peaje.

Temas

Comentarios

Lea También