Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La matrícula viva amenaza con saturar los centros educativos del Baix Penedès

La comarca vuelve a crecer mucho y durante el curso se incorporan decenas de estudiantes

Diari de Tarragona

Whatsapp
Alumnos de Cunit.

Alumnos de Cunit.

El Vendrell, Calafell y Cunit alertan de que en el caso de mantenerse el crecimiento demográfico  mostrado el pasado año, pueden saturarse unos institutos y colegios que ya están, cuando no al límite, muy cerca de copar su máxima capacidad.

La matrícula viva, que es aquella que contempla las incorporaciones de alumnos durante el curso, ha vuelto a activarse en el Baix Penedès. El concejal de Enseñanza de El Vendrell, Kenneth Martínez (PSC), señala que no es a niveles de antes de la crisis, pero que vuelve a crecer.

53 alumnos en un curso

Esa elevada matrícula viva genera una «externalidad negativa», como explica el concejal de Cunit, Jaume Casañas (PDeCat). En Cunit durante el curso 2017-2018 hubo una matrícula viva positiva de 53 alumnos (34 en primaria y 19 en secundaria). «Esa situación desconfigura cualquier escenario presupuestado a principio de curso», destaca el concejal, que también alerta de la situación.

En Calafell las previsiones deben revisarse con frecuencia.


Según datos de 2017 del Institut d’Estadística de Catalunya (Idescat), el Baix Penedès fue la comarca con la tasa más alta de migración neta. Entre los diez municipios que tuvieron mayores saldos migratorios positivos, están El Vendrell (4º lugar), Cunit (6º) y Calafell (8º). 

Tercera corona
La previsión es que siga aumentando, principalmente con familias expulsadas de Barcelona por los altos precios de la vivienda. Son familias que se instalan en la que es tercera corona del área metropolitana que llega al Baix Penedès y que deben desplazarse a diario a la capital.

Este aumento de población eleva la presión en los centros educativos. La concejal de Enseñanza de Calafell, Luisa Lastra, explica que «cada vez que vamos  a Ensenyament advertimos de la necesidad de nuevas revisiones. Es lo que ha permitido sortear la situación». Por el momento.

Mira el reto del crecimiento del Baix Penedèshttps://www.diaridetarragona.com/costa/El-Baix-Peneds-vuelve-a-crecer-sin-las-inversiones-necesarias-20180930-0017.html


El director de los Serveis Territorials, Jean Marc Segarra, que abrió el curso escolar en El Vendrell, reconoció que la comarca es la que tiene una mayor fluctuación de población y que hay una falta de espacio. Segarra señaló que en la comarca hay proyectos educativos muy potentes pero que no encuentran consonancia con las instalaciones.

Aunque no sólo es una cuestión de espacio. También de recursos formativos. Gran parte de la nueva población que llega durante el curso y que procede del área metropolitana de Barcelona aterriza en la comarca con carencias de integración. El concejal de Enseñanza de Cunit destaca que la cantidad de recursos pedagógicos está llegando también a límites que no permiten solucionar muchos de los problemas socioeducativos con especial necesidad, recién llegados o las aulas de acogida.

Cunit ha alertado de la situación hace tiempohttps://www.diaridetarragona.com/costa/Cunit-necesita-un-nuevo-instituto-con-urgencia-20180510-0076.html

La situación hace temer que se incremente el absentismo escolar, como ya han detectado en Calafell. Es una circunstancia delicada porque, además, en el caso de esa nueva población que llega con hijos en edad escolar, los centros educativos asumen ser el principal elemento de integración, por lo que los recursos deberían ser más.

Casañas destaca que la escuela es el principal elemento de cohesión social. El Ayuntamiento impulsa becas de libros, clases de natación... para lograr esa integración. Agradece la disposición del departamento para tirar adelante un Pla Educatiu d’Entorn, «pero es insuficiente para afrontar las necesidades que se presentan».

Ajustes
Los ayuntamientos piden ajustar las previsiones. La radiografía que puede hacerse a principio de curso no corresponde con la de durante el curso ni con la de final de curso. El director de los Serveis Territorials explica que una acción urgente es la actualización de los padrones para prever futuros planteamientos de programaciones de cursos, líneas y efectivos.

Preocupa la saturación de algunos centros.

Desde El Vendrell, sin embargo, reclaman que cualquier análisis debe ir más allá del demográfico. El Baix Penedès tiene una situación de excepcionalidad por la recepción de una población que sale de Barcelona. Kenneth Martínez destaca que en comarcas como el Baix Penedès los criterios de planificación educativa deben ser diferentes de los basado en envejecimiento y nacimientos.

No habrá inversiones
Y otro concepto clave. «Si antes se podía dar respuesta con la construcción de escuelas o institutos desde la administración, ahora la capacidad de inversión no es la misma y debe estudiarse cómo dar respuesta».

Calafell ha logrado este curso una quinta línea para los alumnos de P4, y que para P5 también haya una novena. La normativa establece que por clase en primaria debe haber un máximo de 25 alumnos ampliable a dos más, y en algunas aulas ya se ha cubierto. La misma situación ocurre en secundaria, donde en muchas aulas se llega a los topes.

En la localidad hay cinco colegios y dos institutos. La concejal Luisa Lastra destaca que con una reordenación interior hasta ahora se ha sorteado la falta de espacio, pero a costa de perder aulas que estaban destinadas a laboratorios y otras actividades educativas.
El reto del crecimiento exige poder dar respuestas para evitar el colapso.

Noticias relacionadas:

https://www.diaridetarragona.com/costa/El-crecimiento-que-puede-saturar-al-Baix-Peneds-20181006-0037.html

Temas

Comentarios

Lea También