Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

"La mejora de la movilidad pasa por sacar miles de coches de la C-31"

El Ayuntamiento de Cunit recuerda el incumplimiento de mejora de la seguridad en la travesía

José M. Baselga

Whatsapp
La carretera pasa por el centro de la trama urbana.

La carretera pasa por el centro de la trama urbana.

El Ayuntamiento de Cunit volverá a reclamar la mejora que la Generalitat prometió en 2017 y que debía estar acabada el pasado 2019 para ganar seguridad en la carretera C-31 a su paso por el centro urbano, pero donde no se ha hecho nada.

Sin embargo, desde el consistorio señalan que las obras prometidas como la construcción de alguna rotonda, estrechamiento de carriles, medidas para reducir la velocidad o más iluminación, deben servir para incrementar la seguridad, «pero no solucionan el problema de movilidad».

La travesía pasa por los núcleos urbanos de Cubelles, Cunit y Segur de Calafell. Son unos 20.000 coches diarios los que circulan por lo que hoy es efectivamente una calle.

La C-31 por Cubuelles y Cunit.

En este sentido el Ayuntamiento de Cunit señala que la mejora urbana de la travesía es para hacerla realmente una calle. Pero lo que se reclama es sacar tanta circulación que va de paso en esa zona del Penedès Marítim.  «La solución no es que todos esos miles de coches pasen por el centro de los pueblos a 20 kilómetros por hora», reflexiona el concejal de Cunit y consejero en el Consell Comarcal del Baix Penedès, Jaume Casañas.

La solución para retirar de la travesía a miles de coches de paso es desviar esa circulación por la autopista C-32 a modo de ronda litoral gratuita.  «Es algo que ya se ha hecho para sacar circulación en la N-340 del centro de los pueblos y desviándola a la autopista AP-7», explica Casañas. «Pedimos que aquí puede hacerse lo mismo».

Un atropello en la la C-31 en Cunit.

El detonante de la reactivación de las quejas es el nuevo atropello que sufrió una mujer de 20 años el pasado sábado. Fue arrollada por un coche mientras cruzaba por uno de los pasos de cebra. La víctima sufrió heridas de gravedad y fue trasladada al hospital de Bellvitge. El nuevo incidente muestra la peligrosidad de una carretera con gran volumen de circulación en un entramado urbano y que los vecinos deben cruzar a diario.

El Ayuntamiento de Cunit señala que hay convocada una reunión con alcaldes del Pacte del Penedès Marítim que se constituyó a semejanza del Pacte de Berà, para reclamar mejoras en la movilidad de la zona.

Igual que la N-340
El planteamiento del encuentro es reclamar medidas en beneficio de la movilidad en el tramo entre El Vendrell y Cubelles. «Y movilidad no es sólo mejorar la seguridad de lo que hoy es una calle. Además de eso debe actuarse para analizar los desplazamientos. Si se ha hecho con la saturada carretera N-340, la C-31 presenta una problemática idéntica».

Los vecinos piden que la autopista haga de ronda litoral gratuita.

Porque además en Cunit no van a aceptar que la C-31 pase a ser una caravana constante. «Porque además está el tema de la contaminación». Señalan que Barcelona impulsa medidas para reducir el número de vehículos contaminantes «y en el Penedès Marítim se va a permitir que pasen en procesión». 

Sobre la petición reiterada a la Generalitat de la mejora prometida hace tres años, el concejal de Cunit explica que «nos han dicho que en el primer trimestre de 2020 debe estar adjudicada la obra».  Pero se reitera la necesidad de sacar coches de esa vía urbana.

Noticias relacionadas:

Calafell, Cunit, Cubelles... ¿Y la C-31 para cuándo?

El accidente ocurrido este lunes en la travesía de la C-31 en Segur de Calafell ha recordado las quejas de vecinos y Ayuntamiento para que esa vía pase a tener una trama más urbana y que toda la circulación de paso sea desviada a la autopista C-32.

El Pacto de Berà sigue la lucha tras lograr el objetivo de sacar a los camiones de la N-340

Los alcaldes del Pacto de Berà celebran los buenos resultados del desvío de los camiones de la N-340 hacia la AP-7, pero avisan que estarán atentos a los efectos colaterales de la medida, que entró en vigor el 2 de septiembre.

Temas

Comentarios

Lea También