Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

«La música me ha ayudado a superar algunos miedos»

Entrevista. Álvaro Soler, cantante. Aterriza mañana con toda su banda en el Festival Internacional de Música de Cambrils, donde presentará su último trabajo ‘Mar de colores’, en un concierto cargado de «buen rollo»

SÍLVIA PETIT

Whatsapp
Álvaro Soler en una imagen promocional. Mañana estará en Cambrils. Foto: Cedida

Álvaro Soler en una imagen promocional. Mañana estará en Cambrils. Foto: Cedida

Puede presumir tranquilamente de ser uno de los cantantes más simpáticos, sonrientes y felices del panorama musical, porque Álvaro Soler (Barcelona, 1991) siempre está de buen humor y transmite alegría y felicidad tanto arriba como abajo del escenario. Su cara de ir por la vida un tanto despistado y algo despeinado le hace ser un ‘tío normal’ y que, para quien no lo sepa, triunfa más allá de nuestras fronteras y llena las salas y lugares de países como Italia, Alemania, Bélgica, Suiza y Hungría.

Hay gente que no le pone cara al nombre de Álvaro Soler pero en cuanto cantas el tema de Sofía o La Cintura todo el mundo sabe perfectamente de quién estamos hablando. Álvaro y toda su banda aterrizan mañana en el Festival Internacional de Música de Cambrils (22 horas) con un show hecho especialmente para divertirse, tal y cómo lo hace él, y actuando por primera vez por nuestra tierra.

Lo pillamos en plena gira de verano por toda Europa y metido en el estudio preparando canciones del que será su tercer disco pero, como decíamos, siempre tiene tiempo para compartir una charla y explicarnos cómo le va la vida.

Ha hecho un parón para comer algo porque está trabajando en sus nuevas canciones.

Así es. La verdad es que la gira está funcionando de maravilla y viajo mucho, pero entre concierto y concierto ya estamos trabajando en cosas nuevas. Es bonito trabajar de lo que te gusta y yo me lo paso muy bien con esto de la música.

Usted se dio dos años para poder vivir de la música y si no, a otra cosa mariposa.

Tal cual. Me puse una meta y la cosa me salió bien; pero si no hubiera funcionado me hubiera dedicado al diseño porque yo estudié Ingeniería en Barcelona y me encanta ¡eh! Es un mundo muy creativo, como componer y sé que lo disfrutaría mucho.

Por fin le veremos por nuestra tierra. Ya era hora ¿no?

Sí. La verdad es que tengo muchas ganas de este concierto de mañana en el Festival de Cambrils porque, como tú dices, es la primera vez que actúo por aquí y mira que vengo veces de vacaciones porque tengo buenos amigos, así que estoy encantado y con muchas ganas de enseñaros nuestra gira y este último disco Mar de colores.

Estoy segura de que nos lo vamos a pasar muy bien con usted.

Yo creo que también porque si algo generamos es buen rollo. Somos nueve en el escenario y montamos una auténtica fiesta. Hay mucha energía positiva, los músicos van de un lado para otro y nos lo pasamos muy bien y, claro, eso se nota y se contagia.

El mundo le conoce por canciones muy bailables como pueden ser ‘Bajo el mismo sol’, ‘Sofía’ y ‘La cintura’, pero usted canta también baladas con el piano.

Así es, porque si hago todo el show al ritmo de estos temas no llego al final. No bailo bien, la verdad, pero bailo y mucho y con estas canciones que canto junto con el pianista muestro una parte más íntima, más acústica, y la gente descubre a otro Álvaro Soler.

Dice que no baila bien, pero se lo pasa en grande encima del escenario y quien va a sus conciertos sale con un chute de energía.

Gracias, eso es lo más bonito que me puedes decir porque vamos a eso, a que la gente se olvide de todo por un rato y baile, cante, se ría y se abrace. Cuando yo voy a un concierto y veo que el cantante o grupo no se divierte, me da pena, porque tienes la suerte de estar trabajando de lo que más te gusta y no lo parece. Así que os aseguro que si venís mañana os lo pasaréis súper bien.

Yo creo que usted hacía falta en la música. Es un tío normal que canta y baila, que se lo pasa bien haciendo lo que le gusta y que no le preocupa demasiado si no publica la mejor foto en Instagram.

Pues ese es mi mensaje y es que soy así, un tío normal. A mí la música me ha regalado muchas cosas buenas y en muchos momentos ha sido mi refugio. Claro que tengo problemas, como todo el mundo pero intento buscar la parte buena de las cosas.

Yo antes decía que a usted no le preocupa salir despeinado en las fotos. Con esto quiero decir que pasa bastante de estar perfecto y ser todo el día una estrella.

Sí sí, paso y mucho. No me gusta ese postureo de querer parecer que todo es perfecto; no es real. Yo pongo fotos de mi vida; cantando, paseando, recién levantado, haciendo gazpacho, comiendo calçots; lo mismo que hace una persona normal.

Usted es un fenómeno paranormal porque triunfa en toda Europa, llena salas en países muy complicados y encima canta en castellano.

Son esas cosas que me sorprenden a mí mismo, pero es verdad que actúo mucho por Europa y la gira funciona de maravilla. Es una manera de demostrar que se puede cantar en cualquier idioma y si gustas, la lengua no es ningún problema. En Hungría, Alemania e Italia bailan y cantan Sofía como locos.

¿Álvaro Soler era un chico 
tímido que se ha espabilado con todo este mundo del artisteo?

Tal cual. Yo antes cantaba y me escondía detrás del piano para que nadie me viera y como tú dices, me he tenido que espabilar. Te pasas el día de un lugar a otro, rodeado de gente y al final, superas esa timidez. La verdad es que a mí la música me ha regalado muchas cosas.

¿Cómo qué? ¿Con qué se queda de este mundo?

Con la gente que he tenido la suerte de conocer; artistas que yo admiro desde pequeño como Phil Collins y Carlos Santana, que los escucho en casa y que ahora los he tenido al lado. Tengo la suerte de vivir momentos muy bonitos, pasármelo muy bien y doy las gracias todos los días.

Pero estoy segura que hay cosas que no le gustan, incluso le disgustan porque usted no es un artista de ‘postureo’.

Está claro que no todo es maravilloso. Hay cierta falsedad e hipocresía que no va conmigo pero yo me mantengo en mi línea y listos. Por eso me ves normal, porque lo soy, porque hago lo mismo que cuando no era famoso, tengo los mismos amigos y disfruto con las pequeñas cosas de la vida.

Vamos que usted es feliz tomando una cervecita con sus colegas.

Jajaja… La vida es eso, tomarte una cervecita con tu gente, ir al cine con tu novia, disfrutar de la familia; todo lo demás completa la felicidad pero sin eso, es imposible ser feliz.

Álvaro, ¿la música o el mar?

Difícil eh!. No podría vivir sin el mar, me gusta todas las épocas del año, lo disfruto siempre. Navegar, nadar, tomar el sol… El Mar me da paz. Así que si te parece no elijo y me quedo con las dos cosas.

¿ La música le ha ayudado a superar algún miedo?

Pues sí, porque aunque parezca mentira ser muy tímido no te permite disfrutar de las cosas. Te decía que yo siempre me escondía detrás del piano y ahora que salgo ahí delante y canto y bailo, es todo mucho más chulo. Hay que perder las vergüenzas y los miedos y si te lo pasas bien, eso se convierte en felicidad.

Temas

Comentarios

Lea También