Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La nuclear seguirá parada hasta pasada Semana Santa

La planta lleva sin funcionar desde el 2 de marzo. Continuará así varias semanas, hasta que se solucione la fuga detectada

Mònica Just

Whatsapp
Imagen de la Central Nuclear Vandellòs II, que lleva dos semanas inactiva. FOTO: Pere Ferré

Imagen de la Central Nuclear Vandellòs II, que lleva dos semanas inactiva. FOTO: Pere Ferré

La central nuclear Vandellòs II sigue sin funcionar. Una situación que se alargará al menos un par de semanas más. La planta lleva parada desde el viernes 2 de marzo, cuando se detectó una incidencia en el sistema de refrigeración del reactor.

Y según señalan desde la Associació Nuclear Ascó- Vandellòs (ANAV), a día de hoy siguen trabajando para tratar de solucionar el problema.

De momento, el horizonte que contemplan –sin concretar todavía una fecha exacta– es que la instalación no volverá a funcionar hasta después de Semana Santa.

Una cuestión que se acabará de definir en los próximos días, dependiendo de la evolución de las tareas que se están llevando a cabo.

La central registraba durante las anteriores semanas (y, de acuerdo a los procedimientos establecidos según manifestaron desde la propia ANAV) un pequeño aumento del volumen de agua recogido en los sumideros del interior del edificio de contención, señal de que había una pérdida de líquido por algún poro.

Y fue la mañana del 2 de marzo cuando el equipo que seguía la incidencia identificó, mediante una inspección robotizada, la zona de origen del goteo. Ante la imposibilidad de determinar si la procedencia era o no un componente de la barrera de presión, se decidió iniciar la parada de la planta para acceder y establecer las actuaciones correspondientes.

En esta segunda inspección se confirmó la existencia  de un goteo de agua en la soldadura de una válvula de venteo, por lo cual y, de acuerdo a lo establecido en las Especificaciones Técnicas de Funcionamiento, se determinó llevar a la planta a parada fría y preparar el programa de intervención, remarcaron desde la nuclear.

En condición segura

La central se encuentra parada pero en condición segura, insiste ANAV, organismo que también sostiene que el suceso no ha tenido repercusión para las personas o el medio ambiente. De hecho, el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) calificó el incidente de inocuo (es decir, 0) en una escala del 0 al 7.

Aunque desde la central aseguran que no hay riesgo, la situación ha levantado también la alerta de entidades ecologistas. Ecologistes en Acció, asimismo, envió un comunicado con críticas especialmente duras con la gestión que se ha hecho de la incidencia.

Alertaron de que Vandellòs II debería haber parado un mínimo de dos semanas antes del día. Y aseguraron que el problema era más grave de lo que se había dicho.

Temas

Comentarios

Lea También