Más de Costa

La oposición de Calafell denuncia la 'mordaza' que le pone el gobierno

Denuncia ante el Síndic la no celebración de un pleno en agosto 

José M. Baselga

Whatsapp
Representantes de los partidos en la oposición en Calafell.

Representantes de los partidos en la oposición en Calafell.

Los grupos en la oposición en el Ayuntamiento de Calafell (ERC, Cs, Sumem y CUP) han  llevado al Síndic de Greuges su queja por la negativa del gobierno, encabezado por el PSC, a convocar un pleno en el mes de agosto.

La oposición señala que había temas candentes en el municipio como la situación del Club de Fútbol, la amortización de plazas o la inseguridad creciente que exigían un debate. Pero la ausencia de pleno también impide que concejales y vecinos puedan realizar preguntas de temas que les puedan interesar.

El Reglamento Orgánico Municipal (ROM) determina que cada mes debe celebrarse una sesión ordinaria, además de las extraordinarias que puedan convocarse en caso de necesidad.

Ni extraordinario
Este mes el gobierno anunció a la oposición que no habría pleno ordinario y que se haría un extraordinario, lo que ya levantó quejas porque no habría punto para preguntas. La oposición pidió mantener el punto de preguntas de los concejales, pero se desestimó. Además, finalmente también se descartó un pleno extraordinario. 

El argumento para no celebrar plenos es que no había puntos sobre los que debatir y que hay mucho personal de vacaciones.

La oposición señala que hay temas de inquietud para los ciudadanos y entidades y que no celebrar la sesión es poner una mordaza a los partidos y a los vecinos que impide fiscalizar la acción de gobierno. Desde Sumen se explica que la celebración de un pleno cada mes fue una promesa del alcalde. Destacan el que ROM establece que cada mes debe celebrarse una sesión. Por ello tan llevado su queja al Síndic.
 

Temas

Comentarios

Lea También