Más de Costa

La patrulla canina y la exótica loba se lucen en Altafulla

En esta localidad del Tarragonès concluyeron ayer unas jornadas de operativa policial con unidades (K9) procedentes de diferentes puntos de España

Jordi Cabré

Whatsapp
FOTO: Pere Ferré

FOTO: Pere Ferré

Cuando Loba entró en el césped artificial del estadio Joan Pijoan de Altafulla, las miradas de incredulidad de los alumnos de las escuelas El Roquissar y La Portalada se multiplicaron al enfocar aquel ejemplar real de canis lupus de seis años de edad. Sus cuidadores, Daniel y Miquel, también resaltaban con sus chalecos rojos por encima de los trajes azul oscuro de los policías locales procedentes de municipios como Vilajoiosa, Riba-roja de Túria, Benidorm, Tarragona o Burjassot.

https://www.diaridetarragona.com/costa/Una-loba-causa-furor-en-Altafulla-20210612-0023.html

Loba es nombre propio. Esta hembra se ha criado en cautividad y desde pequeña se la ha entrenado para formar parte de la Unidad de Primera Intervención (UPI), una organización privada de carácter internacional con base en Barcelona, Andorra y Alemania. Este ejemplar está entrenado para grandes catástrofes, búsquedas en alta montaña y también emergencias acuáticas. «A diferencia de los perros, tiene un olfato todavía más agudo y su capacidad de manejarse en espacios abiertos y en alta montaña son también más evidentes», explica Daniel, uno de sus cuidadores.

FOTO: Pere Ferré

La presencia exótica de este lobo fue la guinda a unas jornadas de formación cuya finalidad era compartir experiencias y mejorar eficacia con o sin la ayuda de los K9, el nombre que reciben estos perros que ayudan en tareas policiales.

Fulgencio Sandoval, de la Policía Local de Vilajoiosa, explicó que «los perros que utilizamos son de varias razas: pastor alemán, belga, holandés en su mayoría aunque hay otras razas también compatibles, como los Springer», explicó.

FOTO: Pere Ferré

Sandoval animaba a los cuerpos policiales a crear unidades caninas, no solo por la ayuda que aportan estos canes en el día a día policial, sino porque también crean una imagen más empática de la Policía Local. «Yo llevo 16 años en el cuerpo y he pasado inadvertido si voy de uniforme solo y en cambio, si vas con el perro, todo son muestras de cariño y de respeto», reconoce.

Desde el lunes y hasta ayer con la exhibición ante los alumnos de las dos escuelas, estos agentes han compartido campo de entrenamiento y conocimientos técnicos para poder mejorar la eficacia en sus operativos, que tratándose de perros una de sus principales funciones es olfatear a los traficantes (droga), detectar posibles venenos que se colocan para matar animales en parques públicos y también usarlos en caso de necesidad como armas de defensa.

En estas Jornades d’Operativa Policial amb Unitats K9, celebrada en Altafulla, han participado un total de 40 agentes y 22 canes procedentes de diferentes ciudades españolas. La representante catalana ha sido una delegación de la Guàrdia Urbana de Tarragona.

FOTO: Pere Ferré

El jefe de la Policía Local de Altafulla, Jordi Gil, admitía que le gustaría que estas jornadas repitieran sede en Altafulla y que para próximas ocasiones hubiera otros cuerpos de seguridad con canes (Mossos, Guardia Civil, Policía Nacional...) que podrían sumarse a compartir experiencias.

Los alumnos disfrutaron de pequeñas exhibiciones y tuvieron la oportunidad de acariciar a los protagonistas, siempre pero cuando su instructor lo permitiera.

Temas

Comentarios

Lea También