Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La peor noticia para el empleo en el Baix Penedès

Cierra una planta de tratamiento de aluminio. Parte de los trabajadores podrían ser recolocados

Diari de Tarragona

Whatsapp
Imagen de una de las plantas de Hydro.

Imagen de una de las plantas de Hydro.

La compañía fabricante de aluminio Norsk Hydro cerrará su planta de Santa Oliva y la de Pinto (Madrid), lo que supondrá unos 140 despidos en conjunto. La empresa señala sin embargo que la mitad de trabajadores podrían ser recolocados en otras plantas de la firma en el Estado.

La empresa explica que la capacidad productiva de sus plantas está un 50% por encima sobredimensionada. La dos factorías ofrecen poco valor añadido a los activos de la compañía por la competencia de otras empresas con precios muy agresivos en lacado y anodizado.

Desplazar producción
Las otras dos plantas de Hydro en Catalunya y en Navarra asumirán la producción de Santa Oliva y Pinto que según la empresa acumulaban «pérdidas recurrentes». Con el cierre espera adecuar procesos y ganar competitividad.

La planta de Santa Oliva está dedicada a tratamientos de superficie de aluminio. Había apostado para dedicarse mayoritariamente a productos para automoción como las bacas de automóviles.

Sorpresa

La medida ha sorprendido ya que a finales del pasado año, la compañía anunciaba la intención de ampliar la planta de Santa Oliva, con 80 empleados, para triplicar en tres años la producción y nutrir a fábricas de automóviles como la de Martorell. Pero las plantas de automoción están ajustando sus producciones.

Hydro asegura que las factorías del Baix Penedès y de Madrid acumulan varios años con resultados negativos y las medidas aplicadas no han sido suficientes para revertir la situación.

Negociaciones

Ahora se iniciarán negociaciones con los sindicatos por el cese de la actividad.

Hydro tuvo en 2018  476 millones de euros de ingresos. Cuenta con 747 empleados en diez fábricas en La Selva del Camp, La Roca del Vallès (Barcelona), Irurtzun (Navarra), Madrid, Barcelona y Miranda de Ebro (Burgos), además del almacén de Navarra y las dos plantas que cerrarán.
 

Temas

Comentarios

Lea También