La plataforma Oberts a la Mar reivindica el derribo de la estación de Cambrils

En una carta aseguran que los argumentos históricos que se esgrimen en favor de su conservación son una ‘falacia’

CRISTINA SIERRA

Whatsapp
Aspecto actual de la puerta de entrada de la anitgua estación de tren de Cambrils.  FOTO:ALBA MARINÉ

Aspecto actual de la puerta de entrada de la anitgua estación de tren de Cambrils. FOTO:ALBA MARINÉ

El grupo de opinión Oberts a la Mar ha reivindicado una vez más el derribo del edificio de la antigua estación de tren de Cambrils. La entidad, que cuenta con el apoyo de los exalcaldes del municipio -excepto el de Camí Mendoza- ha hecho la petición tras salir a la luz el anteproyecto presentado por la Plataforma Conservem l’Estació de Cambrils, que ha demostrado que sí se podría mantener el histórico inmueble y conectar las avenidas de Josep Vidal y Barraquer y Horta de Santa Maria si hubiese voluntad política.

«Cualquiera se cree redactor de POUMs con un Photoshop», dicen en una carta los miembros de la iniciativa, que vuelven a recordar que el objetivo del POUM es hacer «un trazado viario de la ciudad para acercar las diferentes partes de forma moderna y eficaz, sobre todo porque Cambrils, estando abierto al turismo en general, necesita estas vías para garantizar su futuro. Cambrils vive de todo esto».

El colectivo explica por qué cree que se debe eliminar el edificio que es un «obstáculo» para el desarrollo de la ciudad y el valor añadido que puede conseguirse con el cumplimiento del POUM. «Considerar un valor histórico de la antigua estación de tren requiere echar un vistazo primero a los méritos monumentales de objeto y, segundo, al papel que ha jugado en la vida y la economía de la ciudad. La cualificación de objeto arquitectónico como mérito local se hace siguiendo un procedimiento, que es bien conocido porque la lista de objetos arquitectónicos de valor local en Cambrils ya llega a los 34, una cifra que, no siendo vinculante, indica la existencia de una cierta carga presupuestaria, de manera que proceder con cuidado por parte del gobierno local es obligado», señalan.

La iniciativa asegura que el edificio «no fue construido específicamente» para la localidad, sino que forma parte de una serie de edificios que fueron diseñados bajo el mismo molde y por el mismo arquitecto de la línea de Tortosa a Tarragona. «Después de la Guerra Civil y bien entrada la segunda mitad del siglo XX pocos trenes de largo recorrido paraban en Cambrils y se debía ir a Salou o Tarragona y cambiar de tren. También hace falta recordar que los trenes de larga distancia no paraban en Cambrils pero sí lo hacían en Mont-roig, donde el suministro de agua a las locomotoras era mejor, circunstancia que reducía notablemente la calidad del servicio en nuestro pueblo y le quitaba peso en sentido ferroviario», dicen desde la plataforma, que añaden que el ferrocarril tampoco era una «dirección fiable para el transporte de mercancías».

Oberts a la Mar finaliza su carta con un posicionamiento rotundo a favor de eliminar el edificio. «Querer influir o incluso para el desarrollo urbanístico de una ciudad con argumentos históricos de dudosa consistencia, es una falacia (significado: un razonamiento incorrecto/erróneo pero con apariencia de razonamiento correcto; se aclara el término sin intención de herir susceptibilidades)», concluyen.

El consistorio mueve ficha

El gobierno del Ayuntamiento de Cambrils ya se ha posicionado en este debate sobre si mantener o no el inmueble. Hace unos días concejal de Urbanisme, Enric Daza, confirmó al Diari que la intención es derribarlo para dar cumplimiento al POUM. Ya se han tenido los primeros contactos con Adif para pedir el permiso para demoler el edificio y se está trabajando en un proyecto que determinará cómo quedará la zona, con una plaza de estilo veneciano y un nuevo equipamiento que mantendrá los elementos históricos del edificio.

Temas

Comentarios

Lea También