Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La presencia de manteros en el mercadillo de l'Hospitalet indigna a los paradistas

Dicen que se trata de competencia desleal. Creen que administraciones y cuerpos policiales «no actúan suficientemente»

Carmina Marsinach

Whatsapp
Los manteros ayer en el mercadillo de L’Hospitalet de l’Infant. FOTO: Cedida

Los manteros ayer en el mercadillo de L’Hospitalet de l’Infant. FOTO: Cedida

Los paradistas del mercadillo de L‘Hospitalet de l’Infant lamentan que otro año más los manteros se ubiquen justo al lado de sus puestos. Se trata de una situación que lleva años repitiéndose y que se agrava durante la temporada turística. Ayer por la mañana decenas de vendedores del top manta volvieron a colocar sus productos, la mayoría de ellos falsificados, justo al lado de los paradistas que cada domingo se instalan en el Passeig Marítim, a la altura del Port Esportiu. Se podía encontrar gran cantidad de zapatos deportivos imitación de Nike, Adidas o Fila, camisetas de fútbol, bolsos parecidos a la marca Michael Kors o centenares de gafas de sol, entre otros.  
El presidente de la Associació de Marxants de la Província de Tarragona, Josep Gómez, señala que «es una competencia ilegal que nos afecta mucho y ahora en verano aún es más grave (…) los comerciantes del municipio también deben notarlo». Apuntan que el problema es que ni la Policía Local, ni Mossos actúan porque no pueden o bien porque les faltan efectivos. «Con una patrulla no hay suficiente para desalojarlos», considera Gómez. 

Son conscientes de que se trata de una problemática difícil de abordar pero consideran que desde las administraciones y los cuerpos policiales «no actúan suficientemente». En este sentido, lamentan que los agentes tampoco sancionen a los compradores. 

Los paradistas del mercadillo de L’Hospitalet de l’Infant pagan 2,47 euros al día por cada metro lineal que ocupe su parada. Un puesto de 19 metros puede llegar a pagar hasta 2.000 euros anuales en el municipio. 

Según Gómez, el mes de agosto la situación podría ser peor. Recuerda que el año pasado, coincidiendo con las fiestas de San Roc, el día de mercadillo había más de 300 manteros. 

Pero también hay algunos compradores indignados. Es el caso de Juan, vecino del municipio: «No lo entiendo. Que ataquen a las mafias que hacen estos productos y a los gobiernos que dejan que entren en los países. En vez de acabar con esto, se criminaliza a los manteros». 

La presencia de manteros también afecta a otros mercadillos como el de Miami Platja que se celebra los sábados por la tarde, así como también otros municipios como Cambrils, donde durante los meses de verano se instalan cada noche en el paseo marítimo, en la zona de Cap Sant Pere, en el límite con Salou. 

La Associació de Marxants de la província también forma parte de la Taula contra el Top Manta impulsada por Pimec Comerç Tarragona, que se ha constituido este año con el objetivo de poner fin a este tipo de ventas ilegales. La mesa cuenta con representantes del sector comercial, de policías locales, Mossos, Guardia Civil y Policía Nacional, así como del ámbito judicial. 

Mesa contra el top manta 

Florenci Nieto, presidente de Pimec Comerç Tarragona, asegura que hace dos semanas ya se reunieron para intentar erradicar la problemática. Y el próximo encuentro será el 4 de septiembre. 

Tienen previsto firmar un pacto con la Generalitat y los Ayuntamientos y señala que trabajarán «de forma incansable para que el top manta no acabe con los paradistas ni tampoco el pequeño comercio y para que dejen de actuar impunemente al margen de la ley». Además, quieren realizar charlas en escuelas, institutos y universidades para concienciar a los más jóvenes de las consecuencias negativas que puede tener comprar productos que no cuentan con todas las garantías. 

Temas

Comentarios

Lea También