Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La promotora renuncia al hotel de Carles Buïgas y pone el solar en venta

Mediterrànea Industrial TRN asegura que 'la inversión es inviable en este momento' porque el Ayuntamiento le exige 500.000 euros 'extra' en concepto de cesiones
Whatsapp
El hotel estaba previsto en un solar en desuso. Foto: Pere Ferré

El hotel estaba previsto en un solar en desuso. Foto: Pere Ferré

Salou se puede quedar sin el hotel de cuatro estrellas superior previsto en la avenida Carles Buïgas. La empresa promotora, Mediterrànea Industrial TRN, asegura que renuncia a su construcción y ha puesto el solar a la venta. El detonante de esta decisión son «los 500.000 euros extra» –aparte de los 1,07 millones fijados por normativa– que le exige el Ayuntamiento como compensación por el aumento de edificabilidad del solar. El proyecto está parado. Su aprobación provisional iba a ser debatida en el pleno municipal del 4 de marzo pero, en principio, ya no se incluirá en el orden del día.

«El consistorio de Salou nos ha pedido un esfuerzo suplementario de 500.000 euros sin aportar ningún motivo. Yuna vez el equipo de gobierno ha desestimado llevarlo al próximo pleno –el miércoles 4 de marzo–, hemos decidido poner el terreno a la venta debido a la constante modificación de los requisitos», afirma Xavier Roig, gerente de Mediterrànea Industrial TRN.

La promotora afirma que, con las nuevas condiciones, el coste para construir el hotel asciende a 30 millones de euros. «Esta última petición hace inviable la inversión en este momento», asegura Roig, que especifica que «tres millones son para el Ayuntamiento, es decir, un 10% del coste». Esta cantidad incluye la licencia de obras, la compensación por el incremento de la edificabilidad (con la modificación del POUM pasaría de 8.000 a 18.000 metros cuadrados) y la urbanización de 1.500 metros cuadrados delante del hotel. «Además tenemos que construir 200 plazas de aparcamiento tanto para uso público como privado, 100 más de las que prevé la ley», comenta Roig.

El proyecto ya estaba en su recta final después de dos años de cambios y retrasos. Mediterrànea Industrial TRN realizó recientemente un estudio paisajítstico y presentó una serie de modificaciones para adaptarse a las exigencias de la Comissió Territorial d’Urbanisme de Tarragona y del Ayuntamiento de Salou. De las 18 plantas previstas inicialmente pasó a dos edificios conectados entre sí: uno de 17 alturas y otro de 14. El número de habitaciones también se reducía, de 340 a 250.

«Aceptamos y cumplimos todos los requisitos del departamento de Urbanisme de la Generalitat y de la comisión de Urbanisme municipal. La presentación del proyecto a estas instituciones por parte de nuestros arquitectos tuvo una buena acogida», señala Roig.

A pesar de esto, Mediterrànea Industrial TRN sostiene que desde que adquirió los terrenos, hace 26 meses, se ha encontrado con constantes trabas de las administraciones. «Es una lástima que sea tan complicado en nuestro territorio construir un hotel. A los empresarios no nos gusta que se haga política con nuestros esfuerzos y dinero», dice Roig.

En esta línea, el presidente de la Associació Hotelera Salou-Cambrils-La Pineda, Eduard Farriol, critica que, a diferencia de otros lugares, «aquí pongan tantas pegas a los inversores. Luego nos quejamos de que no hay una renovación hotelera o de que no hay inversiones...».

Farriol justifica la decisión tomada por Mediterrànea Industrial TRN: «Si inicialmente le exigieron una serie de medidas, ¿por qué cambian ahora las reglas del juego? No creo que en dos años haya cambiado tanto la cosa como para pedirle un 50% más de compensaciones».

El solar donde está previsto el hotel se halla en la esquina con las calles Serafí Pitarra y Pau Vila, en la antigua urbanización Miraflores. Allí se iba a construir inicialmente un bloque de apartamentos pero las obras quedaron paralizadas nada más empezar, en 2009. Sólo pusieron los cimientos y está vacío.

El hotel debería ser la punta de lanza de la regeneración de la avenida Carles Buïgas y sus calles adyacentes. El consistorio ha firmado un contrato con la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC) y la Fundació de la URV para que investigadores de ambos centros elaboren un proyecto para «revitalizar y dinamizar la zona».

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También