Más de Costa

La protección de palmitos retrasa las obras de un depósito de Torredembarra

El Ayuntamiento trasplanta los ejemplares de esta especie protegida fuera de la zona de trabajos. A fecha de hoy, todos han sobrevivido

Jordi Cabré

Whatsapp
Uno de los ejemplares de palmito que se han trasplantado a una zona segura. FOTO: Anna F.-Aj. Torredembarra

Uno de los ejemplares de palmito que se han trasplantado a una zona segura. FOTO: Anna F.-Aj. Torredembarra

Una de las inversiones más importantes este año en Torredembarra es la mejora de la cubierta del depósito de Pujol, la infraestructura más importante en la red de distribución de agua de boca de la ciudad y que almacena hasta el 75% del total del servicio.

Las obras, con un presupuesto de casi 829.000 euros, van a cargo de la empresa Sorea. Tiene un plazo de 20 semanas para terminar estas mejoras.

Para poder reparar la cubierta y repasar la estructura interna del depósito, cuya capacidad es de 8.000 metros cúbicos, éste se vaciará progresivamente. Pero antes de ello se levantará a su lado otro depósito provisional más pequeño que permita cubrir la demanda de agua en la localidad a la red sin que ésta quede afectada por las mejoras en el depósito principal. Este depósito provisional se quedará para poder utilizarlo en el futuro para cualquier necesidad en el suminostro.

Desbroce y sorpresa

El inicio de los trabajos previos a las obras fueron en mayo y se empezó con el desbroce de la zona donde se debía cimentar el nuevo depósito provisional.
Sin embargo, a medida que se limpiaba el terreno adyacente al actual depósito del Pujol se encontraron ejemplares de palmitos (Chamaerops humilis) que no pueden talarse bajo ningún concepto. El palmito es una especie regulada en Catalunya bajo la Orden de 5 de noviembre de 1984, sobre protección de plantas de la flora autóctona amenazada. Según esta normativa, queda sometida a autorización previa la recolección, talar y el desarraigo de las plantas de palmito, así como sus raíces o partes aéreas, en todo el territorio catalán. En Torredembarra se han inventariado 13 localizaciones de esta palmera autóctona.

La situación de los palmitos que crecían al lado del depósito de agua torrense provocó un contratiempo en la planificación de la ejecución de las obras de reforma del depósito del Pujol.

El Ayuntamiento informó a la Generalitat de estos ejemplares y redactó un informe para solicitar su reubicación en una zona próxima con el fin de poder llevar a cabo el proyecto de mejora de la red de abastecimiento y no talar esta especie protegida. 

El informe llegó a Barcelona y se autorizó esta actuación medioambiental poco antes de Sant Joan. Y el pasado 28 de junio se llevó a cabo esta reubicación de ejemplares para poder activar cuanto antes las obras programadas.  Según informa el Ayuntamiento, el pasado 30 de junio se despejó el terreno donde debe levantarse el depósito provisional y empezaron las obras de cimentación, que a fecha de hoy siguen su curso. Paralelamente, los palmitos han arrelado en su nuevo hábitat y todos sobreviven.

Temas

Comentarios

Lea También