Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La protesta contra el peaje de la C-32 colapsa las carreteras

Los organizadores estudian nuevas movilizaciones en su pulso con la Generalitat

José M. Baselga

Whatsapp
Representantes de los municipios participantes en la protesta.

Representantes de los municipios participantes en la protesta.

Medio centenar de coches colapsaron la carretera C-31 y la autopista C-32 en la protesta de los ayuntamientos, consejos comarcales y plataformas vecinales del Baix Penedès y Garraf para reivindicar la gratuidad del peaje de Cubelles-Cunit y un descuento del 60% en la de los túneles del Garraf.

La marcha lenta partió de Cubelles y por la C-31 llegó hasta Sitges provocando una gran caravana acompañada por patrullas de Mossos d’Esquadra. Diversos conductores increparon a los miembros de la caravana reivindicativa. La coincidencia de ser viernes, cuando la C-31 es la vía de llegada de muchos coches procedentes de Barcelona, ayudó a saturar la vía.

La marcha colapsó la autopista C-32.

La caravana de marcha lenta regresó en dirección a El Vendrell por la autopista C-32, provocando también una gran congestión. Según explican los impulsores de la protesta, los mossos intentaron limitar a uno el carril de la marcha lenta.

Una vez finalizada la primera acción de protesta tras la reciente visita del conseller de Territori de la Generalitat, Damià Calvet, en la que dijo que no se contemplaban rebajas en los peajes, los organizadores estudiarán nuevas acciones de protesta.

La coincidencia del fin de semana ayudó a la congestión.

Los representantes políticos de Baix Penedès y Garraf ya anunciaron que iniciaban un pulso con la Generalitat hasta lograr las reivindicaciones de rebaja de los peajes. Está por ver la capacidad de aguante de la protesta y cuáles y cuándo serán las nuevas movilizaciones.

En ambas comarcas denuncian que el precio del peaje de la C-32 (22,5 euros ida y vuelta entre El Vendrell y Barcelona) es un agravio para los vecinos respecto a los residentes de otras comarcas. Además denuncian que supone una barrera para la llegada de empresas y la dinamización del sector turístico y hostelero.

Temas

Comentarios

Lea También