Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La rebaja de la deuda al Club Tennis enfada a los vecinos de Xalets de Salou

La entidad sólo abonará al Ayuntamiento 82.000 de los 202.000 euros que le debe por impago de impuestos

Javier Díaz Plaza

Whatsapp
La rebaja de la deuda al Club Tennis enfada a los vecinos de Xalets de Salou

La rebaja de la deuda al Club Tennis enfada a los vecinos de Xalets de Salou

Los vecinos de la urbanización Xalets de Salou están muy enfadados. Aseguran que las obras de remodelación del Club Tennis Salou –prácticamente concluidas– les han causado «unas molestias brutales» y han firmado un manifiesto de queja que presentarán al alcalde. Su malestar se agudizó cuando el club asfaltó un solar municipal junto a su entrada para convertirlo en un aparcamiento. No tenía licencia para hacerlo y el consistorio paró esa actuación hace cuatro meses. El terreno está cercado y en desuso desde entonces. Pero la gota que ha colmado su paciencia es la rebaja de la deuda que esta entidad tiene con el Ayuntamiento: de los 202.000 euros que tiene pendientes sólo abonará 82.000.

El Club Tennis Salou arrastra ese déficit desde hace varios años, de la etapa de la anterior empresa propietaria. Corresponde a impagos de impuestos municipales, como el IBI o la tasa de Basuras. La sociedad que lo explota ahora, H20, presentó alegaciones al consistorio para no tener que asumir toda la cuantía dejada por sus predecesores. Los servicios municipales de gestión tributaria le han dado la razón y han anulado la liquidación del Impuesto sobre el Incremento del Valor de los terrenos de naturaleza urbana, por lo que el Ayuntamiento de Salou ingresará 120.000 euros menos de lo que preveía.

«No hemos perdonado nada al club. Sus responsables presentaron una documentación y nuestros juristas han determinado que su demanda es legal», afirma Antoni Brull (PSC), concejal de Hacienda.

Los vecinos se sienten discriminados: «Estaría bien que nos dejaran ver el informe de los servicios municipales para ver en qué se han basado, quizá han sentado jurisprudencia y nosotros tampoco tenemos que pagar impuestos. Nos estamos planteando tomar alguna medida».

‘Estamos hastiados’

En Xalets de Salou residen unas 600 personas todo el año. Es una urbanización cuya tranquilidad, afirman, se ha visto enturbiada «por meses de obras conviviendo con maquinaria pesada, grúas, camiones que iban en contra dirección... Hemos llamado más de 70 veces a la Policía Local y al Ayuntamiento para quejarnos y siempre nos han pedido que tengamos paciencia.Estamos hastiados y tenemos la sensación de que nos están tomando el pelo».

A la incomodidad propia de una obra de estas características, se le suman –añaden– los problemas de movilidad que genera tener inhabilitado el solar del parking. «Como no tienen dónde dejar el coche, los clientes del club aparcan en cualquier lado. Se han producido varios enfrentamientos con los vecinos. El ambiente está caldeado», apuntan los residentes.

Y señalan, molestos, que «el equipo de gobierno dijo que el club no haría las obras hasta que no solventara la deuda y luego, que le sancionaría por iniciar el parking sin permiso. Pero todo ha quedado en agua de borrajas».

Fuentes municipales explican que el Ayuntamiento ha requerido al club de tenis que quite el pavimento del solar y lo deje tal y como estaba antes: «Nuestra intención es hacer allí un aparcamiento público para la gente del barrio».

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También