Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La red clonadora de tarjetas operaba desde Cunit

Hay 13 detenidos por estafar 700.000 euros con 170 tarjetas

Diari de Tarragona

Whatsapp

Miembros de una banda que estafó unos 700.000 euros con tarjetas bancarias clonadas residían en Cunit. El procedimiento era vincular las tarjetas de las víctimas a sus teléfonos móviles y así retirar dinero de cajeros o realizar compras con el sistema contactless, que permite el pago con acercar la tarjeta a la máquina.

Con las tarjetas realizaban compras de caprichos que por edad y situación no podrían permitirse. La operación de Mossos d’Esquadra y Cuerpo de Policía Nacional ha permitido detener a 13 personas de entre 17 y 24 años y de nacionalidades española, marroquí, venezolana, búlgara y dominicana.  Los arrestados habían clonado centenares de tarjetas de personas de todo el Estado. 

Denuncia
La investigación comenzó en noviembre del pasado año tras la denuncia en los Mossos de un hombre que dijo que le habían realizado diferentes cargos en la tarjeta por importes menores de 20 euros en un comercio de Granollers. Los agentes comprobaron que era un falso establecimiento de reparaciones informáticas creado por un joven de 18 años con el único propósito de cometer este delito. 

Uno de los registros.

Miembros de la banda lograron los datos personales de la banca electrónica de la víctima y vincularon la tarjeta de crédito del estafado al móvil del estafador. El creador del falso negocio había solicitado un Terminal de Punto de Venta para facturar los supuestos servicios. Desde la terminal se habían realizado cargos a otras 28 tarjetas, y compras de videojuegos, aparatos electrónicos y ropa deportiva por 8.000 euros. 

Registro
La policía detuvo al estafador y realizó un registro en su casa, donde se encontraron datos bancarios de otras 40 personas. Los agentes comprobaron que el joven actuaba junto a compañeros de instituto.

El grupo obtenía los datos de la banca electrónica de las víctimas, todas de la misma entidad bancaria, a través de un tercero. Los jóvenes contactaban con el a través de redes sociales y pagaban una cantidad fija por los datos. 

El sistema contactless.

El grupo estaba distribuido en tres células, coordinadas por uno de los detenidos. Una célula formada por menores y un adulto, con conocimientos de informática se encargaba de captar a integrantes a la banda. 

Otra era la encargada del uso fraudulento de las tarjetas en pequeños comercios y grandes centros comerciales de Barcelona, donde contaban con la connivencia de una empleada. La tercera célula usaba las tarjetas en otras poblaciones.

En Cunit
Un operativo policial permitió detener el 18 de junio a once miembros de la banda. También se registraron pisos de sus propiedades en diferentes localidades, entre ellas en Cunit, donde se encontró documentación  de las compras realizadas.

El grupo habría clonado más de 170 tarjetas y estafado unos 700.000 euros, aunque no se descarta una cantidad mayor. La investigación sigue abierta y podría haber más detenciones.  Tras pasar a disposición judicial todos han quedado en libertad.

Temas

Comentarios

Lea También