Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La red rusa blanqueó 62 millones a través de 191 propiedades inmobiliarias

Además, la Guardia Civil ha encontrado 120.000 euros en efectivo en los registros

EFE

Whatsapp
Registro en una vivenda de la calle Francine Geisler, de Vilafortuny. Foto: Pere Ferré

Registro en una vivenda de la calle Francine Geisler, de Vilafortuny. Foto: Pere Ferré

Los ocho detenidos en Tarragona por integrar una presunta red rusa dedicada al blanqueo de capitales de origen ilícito destinaron 62 millones de euros a la adquisición de 191 propiedades inmobiliarias, según ha informado la Guardia Civil.

A lo largo de esta mañana se han practicado 19 registros en las localidades de Reus, Salou y Cambrils (Tarragona) y Barcelona a cargo de 180 agentes y la participación del Europol.

También se han inmovilizando 142 productos y cuentas bancarias, y se han embargado 191 propiedades inmobiliarias, principalmente en la provincia de Tarragona, pero también en otros puntos de España.

Los detenidos formaban parte de una estructura que concedía préstamos hipotecarios y justificaba así operaciones financieras e inversiones inmobiliarias para blanquear dinero procedente, sobre todo, de las mafias denominadas Tambovskaya y Taganskaya.

Los investigadores han descubierto vínculos con estas mafias, que usaban el llamado método Raider, que combinan sistemas legales, ilegales, alegales e ilegítimos para la adquisición de empresas. Este método era habitual en las organizaciones criminales euroasiáticas en los años 90 del siglo pasado.

Según el Instituto Armado, los líderes de esta presunta organización criminal que operaba en Tarragona blanqueaban grandes cantidades de dinero negro a través de numerosos paraísos fiscales y empresas pantalla con testaferros a nivel mundial.

Los detenidos son de origen ruso, ucraniano y español y los registros se han hecho en trece domicilios, cuatro en empresas mercantiles y los dos últimos en despachos de abogados.

En la operación se han intervenido numerosos terminales móviles, dispositivos informáticos y abundante documentación.

También se ha formulado un requerimiento de documentación a una notaría de Cambrils, cuyo titular se suicidó a finales del pasado mes de mayo tras saberse que había desviado más de un millón de euros de sus clientes, han precisado fuentes próximas al caso.

La operación la han dirigido dos fiscales anticorrupción venidos expresamente desde Madrid y la ha tutelado el Juzgado de Instrucción número tres de Reus.

Miles de euros en efectivo

La Guardia Civil ha encontrado al menos 120.000 euros en efectivo en los registros que está llevando a cabo dentro de la operación contra presuntos miembros de la mafia rusa en distintas localidades de Tarragona y Alicante, además de numerosas escrituras de propiedad de viviendas que habrían adquirido.

Según han informado a Efe fuentes de la investigación, en la operación se han producido al menos ocho detenciones de seis ciudadanos rusos, un ucraniano y un abogado español, en las poblaciones de Reus, Cambrils, Salou y también en Alicante.

En la veintena de registros se está encontrando mucho dinero en efectivo. Concretamente, en una de las viviendas se han hallado alrededor de 70.000 euros y en otras dos unos 25.000 euros en cada una de ellas, además de numerosas escrituras de propiedades que los investigadores no tenían localizadas como vinculadas a esta mafia.

De hecho, esta organización blanqueaba, presuntamente, grandes cantidades a través de operaciones inmobiliarias en la costa tarraconense.

La operación, dirigida por la Fiscalía Anticorrupción, se centra en miembros de las mafias Tambovskaya y Taganskaya que blanqueaban en España el dinero procedente de sus actividades ilícitas.

Dos de los arrestados son considerados capos de la mafia rusa y acababan de llegar a España para pasar sus vacaciones en la costa, han indicado las mismas fuentes, que han concretado que alguno de los detenidos tenía vínculos con carteles de la droga de Colombia.

La operación, denominada Usura, está dirigida por el juzgado de instrucción número 3 de Reus (Tarragona), que empezó en 2014 a investigar a esta organización al constatar que había creado una compleja trama empresarial mediante compañías pantalla que operaba a nivel internacional para blanquear el dinero procedente del crimen organizado.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También