¿La revuelta del Penedès?

Diversos alcaldes apuestan por un partido de veguería ante el ninguneo hacia la zona 

José M. Baselga

Whatsapp
¿La revuelta del Penedès?

¿La revuelta del Penedès?

Levantar algo más que la voz para hacerse escuchar. Porque las quejas durante años no han servido de nada. El Penedès no se ha sentido valorado ni por el área de Barcelona ni por el de Tarragona. 

Pese a que siempre se le ha vendido la película de que es un territorio rótula y estratégico de Catalunya por el que pasan todas las infraestructuras. Pero no se ha visto traducido ni en inversiones ni en mejoras.

Ahora diversos alcaldes de municipios del Gran Penedès (Baix Penedès, Alt Penedès, Garraf y Anoia) impulsan un nuevo partido político con el objetivo de dar voz al territorio. Las municipales de 2023 serían el punto de partida para que los vecinos puedan escoger una opción puramente del Penedès.


«Es la única opción para acabar con el menosprecio», señala el alcalde de Cunit, Jaume Casañas. «O tenemos una voz fuerte o pasará como siempre. Harán lo que quieran desde Barcelona sin consultar al Penedès».

Otros alcaldes que se han sumado son Xavier Lluch, de Guardiola de Font-Rubí y presidente del Consell Comarcal de l’Alt Penedès; Sergi Vallès (Torrelles de Foix y presidente de la Mancomunitat Penedès-Garraf), Marc Palau (Sant Jaume dels Domenys) o Xavi Ramos (Castellví de la Marca). 

Renunciar a siglas

Pero podrían llegar a ser una veintena. La iniciativa de conformar un partido del Penedès lleva a que los alcaldes renuncien a las siglas con las que llegaron a la política. Casañas ya ha dejado el PDeCat, como también han hecho los otros alcaldes.

Está por ver si el nuevo partido buscará cerrar coaliciones para obtener más derechos electorales. El partido Impulsem Cunit que Casañas creó para el municipio estuvo bajo el paraguas de Junts per Catalunya. También desde diferentes colectivos se teme que sea una estrategia seductora utilizando el nombre del Penedès para mantenerse en el poder

El anuncio del partido penedesenc llega en un momento de amenazas de nuevos impactos sobre el territorio por el crecimiento demográfico que procede de Barcelona, una nula industrialización en lo que se considera tercera corona industrial de Barcelona (Baix Penedès), proyectos como la línea de Muy Alta Tensión (MAT) o desplegar verdaderamente la Vegueria del Penedès.

El partido espera llegar a acuerdos con plataformas ciudadanas como Pro Vegueria, SOS Penedès. «El Penedès sólo se salvará si mucha gente suma esfuerzos». Más allá de ganar musculatura en las municipales también plantean llegar a tener representación en el Parlament de Catalunya. «Los próximos 10 años marcarán el  futuro del Penedès».

Temas

Comentarios

Lea También