Más de Costa

La seguridad en las playas de la Costa Daurada recupera los efectivos de 2019

Salou, Cambrils, Vila-seca y Torredembarra incrementan agentes y patrullajes a partir de esta semana y hasta octubre

Jordi Cabré

Whatsapp
Uno de los agentes que vigila la playa de La Pineda con la ayuda de la bici.  FOTO: Alba Mariné

Uno de los agentes que vigila la playa de La Pineda con la ayuda de la bici. FOTO: Alba Mariné

Los principales destinos turísticos de la Costa Daurada central activan esta segunda quincena de junio el despliegue de seguridad que cubra las zonas turísticas por excelencia: las playas. Además de los servicios de salvamento y socorrismo, cada uno de los municipios incrementa sus efectivos en la arena y en los paseos marítimos para que los bañistas tengan sensación de seguridad y haya agentes para poder ayudarles.

Salou es la ciudad que más efectivos destina en sus playas en verano. Incluso descentraliza su comisaría del centro de la ciudad para que haya otra temporal a pie de la playa de Llevant. La comisaría de verano abrirá el martes y estará activa hasta octubre, cuando se desactivarán los refuerzos de verano. 

El concejal de Seguretat Ciutadana, David González, explica que «el despliegue de este verano es el mismo que en 2019, antes de la irrupción de la Covid-19». En la playa como en las zonas turísticas cercanas al mar, la vigilancia aumenta y las patrullas de funcionarios se amplían con los agentes interinos que recorren las playas a pie o en bicicleta. Este año son 14 interinos.

«Este verano habrá que velar también por el cumplimiento de las normas sanitarias», David González (concejal de Salou)

Además de la comisaría de playa y las bicicletas, Salou dispone de un vehículo eléctrico adaptado para circular por la arena. David González añade que «este verano, además del servicio propio de la Policía Local, se deberá tener en cuenta aquellas restricciones que forman parte del protocolo de la Covid-19: mascarilla, distancia social, aforo de las playas». 
El alcalde, Pere Granados, dice que «esperamos un verano con más afluencia de turistas que el pasado año y nuestra prioridad es su bienestar y seguridad. La Policía Local debe tener una asistencia óptima en las playas y en aquellas zonas con mayor afluencia de visitantes».

Comunicación permanente

En la vecina Vila-seca, los cuatro agentes interinos que recorrerán la playa de La Pineda ya calientan motores para empezar a trabajar el próximo martes. A ellos se suman otros 9 agentes interinos que reforzarán el cuerpo de seguridad local durante estos próximos cuatro meses y que darán mayor cobertura a las funciones de la Policía Local.

«Este año hemos comprado dos bicicletas eléctricas para los agentes que estarán en la zona de playa. A veces, la rapidez de actuación permite mejorar el servicio y la eficacia», explica el concejal de Seguretat Ciutadana, Josep Toquero.

«Disponemos de walkies talkies en los chiringuitos y en las torres de vigilancia para agilizar toda  comunicación», Josep Toquero (concejal de Vila-seca)

No solo las bicicletas serán un nuevo apoyo a los agentes, también se han distribuido una serie de walkie talkies entre los socorristas y los chiringuitos de la playa para que la comunicación sea fluida en caso de cualquier emergencia.

«Las playas recuperan bañistas y es lógico que los municipios también incrementemos los efectivos que teníamos antes de la pandemia», explica el concejal vilasecano, que recuerda que los agentes interinos no sustituyen a los policías, sino que complementan en sus tareas en primera línea de costa.

Un todoterreno en la recámara

Cambrils es la tercera ciudad que configura el epicentro de la marca turística Costa Daurada y también ha activado durante este mes de junio sus patrullajes de verano con el número de efectivos de hace dos veranos. Cinco agentes, cuatro de ellos interinos, configuran la Unitat de Patrulla de Costes que reforzarán la seguridad en las diferentes playas de la ciudad, desde el límite con Salou hasta la frontera natural de una riera con Mont-roig.

Fuentes de la Policía Local explican que el patrullaje de costas será intensivo de 10 a 18 horas, pero que tendrá el apoyo de otras dotaciones (la unidad motorizada, los grupos de refuerzo de proximidad...) que ampliarán este horario de playa y cubrirán el resto de la franja horaria diurno.

«De la experiencia del pasado verano y de la Semana Santa de este 2021, hemos sacado la conclusión de la enorme importancia de poder incrementar el servicio de patrullajes por todos los nucleos centrales y barrios», explica el concejal de Seguretat Ciutadana, Lluís Abella.

Respecto los horarios de vigilancia de playas y de las zonas turísticas del litoral, tanto en Salou como en Vila-seca y Torredembarra los patrullajes serán más amplios que el horario de los socorristas de las playas.

De esta manera, si alguien sufre un percance o requiera la presencia de un agente, estos estarán desde primera hora de la mañana y hasta la noche, alrededor de las 22 horas (luego será el turno de noche el que estará activo en la ciudad, no solo en la zona de playa).

Si Vila-seca estrena bicicletas eléctricas, Cambrils uniforme (ver en la página anterior) y Salou es la ciudad con más efectivos en las playas, Torredembarra (el otro gran punto de referencia turístico de la Costa Daurada) activa cada verano una embarcación policial que recorre de cabo a rabo el litoral como refuerzo a las patrullas que están en la costa.

Torredembarra tendrá en el mes de agosto una ayuda extra. Actualmente, hay 11 agentes que están terminando el curso en el Institut de Seguretat Pública de Catalunya, con sede en Mollet, y que ampliarán la plantilla en pleno verano. Con estos nuevos agentes, la Policía Local pondrá en marcha seis unidades motorizadas que permitirán ampliar la movilidad y la descentralización de los servicios en la ciudad.

Y en este incremento de personal, tres agentes se encargarán de las tascas específicas de prevención y seguridad a la unidad de proximidad y marítima de playas.

La vigilancia de drones

Una de las mejoras tecnológicas en las que todas las policías locales están trabajando son los drones. La rigurosidad de la norma y los permisos que deben aprovarse hace que este complemento tecnológico todavía no esté activo ni en servicio en las policías locales de la Costa Daurada.

El objetivo de estos aparatos, que no pueden sobrevolar por encima de las personas, es intentar tener un apoyo visual en aquellos puntos de masificación que incumplan las normas. El dron permitirá tener una visión más precisa de una zona y se podrá actuar en consecuencia. Diferentes mandos y concejales de los municipios turísticos admiten que es cuestión de días o semanas que los trámites terminen, pero hasta entonces todas las pruebas realizadas han sido experimentales y no en situaciones reales.

Temas

Comentarios

Lea También