Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La silla más solidaria de Calafell para El Vendrell

Un hombre dona la que utilizó su hija fallecida el pasado mes de febrero

José M. Baselga

Whatsapp
Además de la silla, se ha donado más material ortopédico.

Además de la silla, se ha donado más material ortopédico.

La Agrupació Cultural Recreativa (ARC) de Calafell inició la campaña hace escasamente una semana. Buscaba una silla de ruedas motorizada para un joven de El Vendrell.    Con 35 años,  a J.M. A. le tuvieron que amputar una pierna.

La enfermedad de Buerguen avanzó y no había muchas más opciones. El hombre ya iba en silla de ruedas pero la cada vez más avanzada inmovilidad de sus brazos le impedía usarla.

Situación económica
Una silla motorizada era la solución, pero la situación económica de la familia la descartaba. El hombre vive con sus padres y la situación económica es delicada. ARCde Calafell inició entonces una campaña buscando una silla.  De alguien que no la usase, de alguna institución, de quien pudiese donarla.

FBMD01000a820d0000295500005696000005980000c199000011c60000d2340100014d0100c65201006458010012730200
La silla que se ha donado.

Las redes sociales extendieron la llamada. Y llegó a M.S. Su hija había fallecido el pasado mes de febrero. La mujer también necesitaba de una silla motorizada para desplazarse. El padre de la joven decidió que aquella silla podía seguir ayudando a alguien como durante años hizo a su hija.

Más aparatos
M. S. contactó con la Agrupació Cultural Recreativa (ARC) de Calafell para ofrecer la silla. Pero además entregó una serie de aparatos ortopédicos que también pertenecieron a su hija. Convencido de que el mejor destino es que siguieran ayudando a quien lo necesitase.

La entidad de Calafell agradeció el gesto. Una campaña que comenzó el 30 de agosto y que en cuestión prácticamente de horas ha encontrado una respuesta solidaria por parte de una persona que sufre la pérdida de una hija.  «Con esta experiencia hemos sentido que vivimos entre personas solidarias que nos ayudan a hacer fácil lo que para muchos es muy difícil», explican desde el ARC de Calafell.

Los tapones y la corrupción
Un gesto solidario que sale desde la sociedad. La misma sociedad que en ocasiones junta tapones de plástico para comprar  sillas de ruedas mientras por televisión ve a corruptos en partidos políticos que roban millones de euros.

ARC Calafell intenta ayudar.  A quien le sobra un somier, una mesa, una cama.... ellos encuentran a quien la necesita. «Es lo que tenemos que hacer porque otros no lo harán», explican.

La entidad dejó la silla al  Club de Petanca de Calafell que ya ha realizado un repaso para su correcto funcionamiento y ya se ha entregado al vecino de El Vendrell.

Temas

Comentarios

Lea También