La vigilancia y socorrismo de la playa de La Pineda amplía horario y añade dos semanas al calendario

A pocos días de empezar la temporada, el próximo 1 de junio, un grupo de socorristas denuncia el deterioro de las torres. El Ayuntamiento afirma que cada año se hace auditoría

Jordi Cabré

Whatsapp
Una de las cuatro torres de vigilancia de la playa de La Pineda. FOTO: Alba Mariné

Una de las cuatro torres de vigilancia de la playa de La Pineda. FOTO: Alba Mariné

Vila-seca empezará el próximo 1 de junio la nueva temporada de baño con la activación del servicio de salvamento y socorrismo, que este 2021 se estrenará con varias novedades.
La primera es el cambio de empresa que llevará a cabo este servicio municipal. Servitur Salvament, con sede en Tarragona, ganó el concurso en otoño de 2020 y ha logrado un contrato para dos temporadas, la de 2021 y 2022, con la posibilidad de prorrogarlo dos ejercicios más.

La segunda novedad es que el servicio de socorrismo amplía los días de vigilancia (dos semanas) y una hora más por jornada para dar mayor cobertura durante la franja del día de mayor afluencia de bañistas en la playa.

Así, esta temporada se cubrirá el tramo del día que va de las 10 a las 20 horas de lunes a domingo y se alargará la temporada 15 días más. Estas dos semanas de más hacen que en lugar de empezar el 15 de junio sea el día 1 del mismo mes. Y la finalización se mantiene el 30 de septiembre, como en las anteriores campañas de verano.

Además de esta ampliación de horario, incluido en el contrato con Servitur, la nueva concesionaria aportará dos desfibriladores automáticos para los puntos de socorro, una embarcación de salvamento operativa las 24 horas del día y 10 walkie talkie para conectar los chiringuitos y los puntos de socorro de forma rápida y eficiente.

Quejas y contrarréplica

La puesta en marcha del servicio, pero, se ha visto envuelta de controversia por el estado de las infraestructuras de salvamento existentes en la playa de La Pineda, básicamente las torres de vigilancia. Y las advertencias las suscriben algunos de los socorristas que en estos últimos años han trabajado con la empresa Provita, la anterior concesionaria del servicio en estos últimos cuatro años.

FOTO: Alba Mariné

Las quejas que han hecho llegar al Diari (no han sido enviadas a ningún departamento del Ayuntamiento de Vila-seca) hablan de unas infraestructuras antiguas, deficientes. «Las instalaciones de los socorristas deben de llevar más de 30 años sin renovarse, en cambio el resto de servicios (duchas, lavapiés...) se ha ido reemplazando», explican los socorristas. De hecho la mejora de estos servicios se llevó a cabo tras el paso del Gloria, que obligó a reparar todos los desperfectos del temporal.

Las torres en cuestión (todas de madera) sí tienen alrededor de 20 años, admite el consistorio. Se cambiaron en su momento con el diseño de los chiringuitos para dar una imagen de uniformidad en toda la playa. El consistorio explica que cada año se lleva a cabo una supervisión (auditoría) de las torres acompañados por la concesionaria que lleva el servicio, de forma que las carencias que ahora denuncian no se habían expresado cada junio antes de entrar en servicio.

El sol y la falta de protección

Otra de las quejas emitidas es que el tiempo que pasa un socorrista en ellas, poco más de 7 horas. En la franja de mediodía, cuando el sol es más fuerte «hay poca protección poniendo en peligro la salud de los trabajadores», explica el colectivo. El Ayuntamiento también se muestra sorprendido y contrariado por estas quejas, puesto que las torres han pasado esta revisión técnica y también en las certificaciones anuales como la Bandera Azul. Precisamente, el pasado año, la firma Aenor añadió al informe favorable de cada campaña un reconocimiento a la playa de La Pineda por los esfuerzos realizados en un año tan complicado por la pandemia.

El Ayuntamiento admite que en las torres se hará una puesta a punto estos días, ya que la playa recibe cada mayo una aportación de 100.000 metros cúbicos de arena. Con la arena se ensancha la superficie de playa y se consolidan los ‘pies’ de la estructura que ahora por los temporales están visibles.

El consistorio señala que la regeneración de la playa, incluida en el programa europeo Next Generation, se tendrá en cuenta un cambio general de modelo de los chiringuitos y de las torres, para modernizar esta imagen unificada. Desde el Ayuntamiento se apunta que este cambio de imagen podría incluso adelantarse a la reconversión de la playa y de su frontal marítimo, previsto para dentro de unos cuatro años.

Temas

Comentarios

Lea También