Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Las cámaras para vigilar el bosque se extenderán por el Baix Penedès

La iniciativa de Bonastre, que ya ha colocado tres, se seguirá en otros tres municipios con gran masa forestal

José M. Baselga

Whatsapp
La imagen que capta la cámara de la zona del incendio del pasado Sant Joan.

La imagen que capta la cámara de la zona del incendio del pasado Sant Joan.

Las cámaras de vigilancia en bosques para controlar los posibles incendios forestales se extenderán por el Baix Penedès. Esos dispositivos de vigilancia ya funcionan en Bonastre por iniciativa de la Agrupació de Defensa Forestal (ADF) de la localidad.

Ahora se colocarán también en otros tres municipios que tienen una gran masa forestal como serían El Montmell, La Bisbal del Penedès y Sant Jaume dels Domenys. El objetivo es tener una gran parte de la superficie forestal de la comarca vigilada de forma permanente con cámaras.

360 grados
En Bonastre la ADF ha colocado tres cámaras en el depósito de agua. Los dispositivos permiten  tener  imágenes de un perímetro de 360 grados. Esas imágenes llegan a las pantallas de un punto de control de la ADF.

Pero además, el Ayuntamiento de Bonastre, que financió la compra de las cámaras, enlazará las imágenes con la web municipal para que cualquier vecino las vea y en caso de detectar alguna columna de humo también pueda dar un aviso de emergencia.

Emite una señal
Las cámaras además tienen una tecnología por la que en el caso de detectar un ensombrecimiento anormal en la imagen que capta, como podría ser una columna de humo, emiten un aviso a la central de control.

Las cámaras de vigilancia del bosque ya están implantadas en el área de las ADF de la zona del Penedès Garraf donde funcionan una veintena de dispositivos y ha permitido alertar a tiempo de situaciones de emergencia. Según se explica son muy útiles para poder detectar con rapidez un incendio y activar a los equipos de extinción.

Miembros de las ADF de Penedès-Garraf durante una de las jornadas de formación.

En el Baix Penedès es Bonastre el primero que ha instalado las cámaras  para vigilar sus bosques. El alcalde David Godall señaló que es un elemento más en la prevención y conectadas a la web municipal cualquier persona puede convertirse en un vigilante.  La iniciativa tendrá réplicas en al menos otros tres municipios de la comarca aunque no se descarta que puedan incrementarse. 

Los dispositivos funcionan con tecnología WiFi que en el caso de Bonastre ha contado con el asesoramiento  técnico de WiFi Penedès. El depósito donde se ha colocado la torre que sostiene las cámaras es de propiedad municipal.

Bengala
Precisamente Bonastre ha sufrido este año el mayor incendio  en el Baix Penedès cuando la pasada noche de Sant Joan alguien lanzó al bosque una bengala de uso marítimo desde la urbanización de La Vinya que quedó a escasa distancia de las llamas. Pero Calafell también ha tenido un conato de incendio en la zona de las antenas de Segur de Calafell y en El Vendrell ha habido dos en zonas urbanas.

Temas

Comentarios

Lea También