Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Las cámaras y el intento de robo de herramientas en Vilafortuny

La Policía Local detuvo a uno de los presuntos autores tras una persecución a pie el martes y a su compinche el miércoles

Jordi Cabré

Whatsapp
Las cámaras y el intento de robo de herramientas en Vilafortuny

Las cámaras y el intento de robo de herramientas en Vilafortuny

Poco después de las 14 horas del martes, en la calle Castell d'almansa de Vilafortuny, una llamada alertaba a la Policía Local de Cambrils de que dos jóvenes estaban robando herramientas de una furgoneta, cuyo valor superaba los 1.300 euros. Los dos ladrones cogieron una caja de herramientas (por valor 280 euros), una máquina radial (425 euros) y un martillo eléctrico (625 euros). Sin embargo, la presencia del propietario cerca del coche hizo que los dos ladrones dejaran el botín y se marcharan a la carrera.

El titular de la furgoneta, a la llegada de los agentes, explicó lo que había visto y facilitó la descripción de ambos: dos chavales jóvenes que llevaban pantalón corto y camiseta también de manga corta. A los pocos minutos, una segunda patrulla de la Policía Local de refuerzo observó a dos personas en la calle Viena de la misma zona de Vilafortuny que se correspondían con la descripción facilitada.

Al ver el vehículo policial, los sospechosos empezaron a correr. Los agentes interceptaron a uno de los individuos, un hombre de 30 años vecino de la Pobla de Mafumet, y lo detuvieron como presunto autor de un delito de tentativa de hurto. El otro logró huir.

El lector de matrículas

Un testigo explicó a la Policía Local que los autores del robo habían llegado a Vilafortuny con una furgoneta Fiat Scudo de color azul, que fue localizada en la esquina de la calle Castell de Tona con Castell d'Almansa con las llaves puestas, informa Ràdio Cambrils. La furgoneta, tras pasar la matrícula por la base de datos, no tiene seguro ni había pasado la ITV, por lo que fue retirada en grúa al depósito de vehículos municipales.

Los agentes comprobaron la matrícula en las cámaras instaladas y en fase de pruebas y observaron que el vehículo había entrado en Vilafortuny 25 minutos antes de la tentativa de robo de las herramientas.

El registro de las cámaras también demostraba que el vehículo circulaba sin seguro ni ITV en vigor, por lo que se denunció al propietario del vehículo, vecino de Constantí, con una multa de 1.700 euros.

Esta denuncia sirvió para identificar y acusar al segundo ladrón de las herramientas del martes en la calle Castell d'Almansa. El antiguo propietario de la furgoneta requisada se presentó en la comisaría para explicar que hacía un mes que la había vendido por contrato verbal a un conocido suyo, con el fin de que se le retirara la infracción.

El hombre acudió a las dependencias policiales acompañado del hijo del nuevo propietario y reconoció que era la persona que conducía la furgoneta el martes cuando fue captada por las cámaras de seguridad.

Los agentes reconocieron al acompañante como el hombre que el martes se había escapado en la persecución. Lo identificaron y le imputan el delito de hurto en grado de tentativa.

Es la primera vez que se usan las cámaras lectoras de matrículas, en fase de pruebas, para comprobar el acceso de un vehículo sospechoso al municipio.

Temas

Comentarios

Lea También