Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Costa El acto llenó la sala de plenos en medio de un ambiente solemne y contenido

Las distintas religiones de Cambrils se unen a favor de la paz

El ayuntamiento del municipio acogió un acto interconviccional e interreligioso después de los atentados de Cambrils y Barcelona y condenó los actos terroristas de cualquier tipo

Jordi Sans

Whatsapp
El acto unió las distintas comunidades religiosas Foto: Alfredo González

El acto unió las distintas comunidades religiosas Foto: Alfredo González

La sala de plenos del ayuntamiento de Cambrils acogió ayer por la tarde un acto interreligioso que contó con la presencia de las distintas comunidades religiones de la zona con el objetivo de lanzar un mensaje unitario de paz y de rechazo a la violencia. La iniciativa, bajo el lema ‘Tots som Cambrils’, unió a la comunidad religiosa y contó con la presencia de la alcaldesa de Cambrils, Camí Mendoza, la consellera de Treball, Afers Socials i Famílies de la Generalitat, Dolors Bassa, el conseller de Territori i Sostenibilitat, Josep Rull, el delegado del Govern a Tarragona, Òscar Peris, y el secretario de Igualtat, Migracions i Ciutadania, Oriol Amorós además de otros miembros consistorio, del Parlament y del Senado.

El acto empezó con el ‘Cant dels Ocells', que dio un tono solemne a la velada, y unas palabras de la alcaldesa en las que señaló que Cambrils es «un pueblo abierto a todos y a todas las formas de pensar y de creer y lo seguiremos siendo a pesar de las complicaciones y las pruebas que el día a día nos ha ido poniendo». Mendoza también remarcó que un acto de estas características era «una muestra de paz y de convivencia» en el que también tenía lugar la religión, símbolo del «respeto por la persona humana».

La velada siguió con la lectura de fragmentos de los textos sagrados por parte de representantes de las comunidades religiosas católicas, evangélicas, de los testigos de Jehová y musulmana. A lo largo de los parlamentos se insistió en el mensaje de paz y unidad y en la necesidad de hacer el bien y dejar de lado el mal que fue obra de «unos pocos».

Uno de los momentos más significativo fue cuando el imán de la mezquita de Cambrils, Mohamed Ouadi, tomó la palabra y dio las gracias al consistorio y a los asistentes por haberlos invitado en unos momentos tan difíciles. Empezó su intervención con la salutación del islam, «la paz sea con vosotros» y diciendo que según las escrituras «un musulmán debe amar» porque este amor es el que da sentido a las relaciones humanas. Recordó que una persona musulmana tampoco debe mostrarse nunca ante los otros con superioridad teniendo en cuenta que hay aspectos en la vida que no se pueden escoger como por ejemplo el hecho de nacer en un país o en otro. 

‘Sin paz no hay vida’
Ouadi abogó por trabajar por la paz ya que «sin la paz no hay vida». El imán de Cambrils definió la paz como «el aire y el agua que respiran las sociedades» y una «moneda de intercambio».  

La consellera Bassa hizo un reconocimiento a los cuerpos de emergencias y de seguridad y puso en valor la cohesión de los cambrilenses y de todos los catalanes y recordó que Cambrils era un municipio rico por su diversidad contando con habitantes de 92 nacionalidades. En nombre del Govern, Bassa aseguró que «nada ni nadie va a permitir perder la libertad» y recalcó que «ningún acto de terror iba a torcer el compromiso por la paz».

Temas

Comentarios

Lea También