Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Las empresas de Cambrils podrán aparcar todo el año en zona azul por 100 euros

El Ayuntamiento crea una tarjeta de abono para los empresarios, respondiendo así a una vieja reivindicación del sector

Mònica Just

Whatsapp
Los empresarios locales podrán hacer uso de la zona naranja y azul con un abono anual. Foto: Pere Ferré

Los empresarios locales podrán hacer uso de la zona naranja y azul con un abono anual. Foto: Pere Ferré

Los empresarios de Cambrils podrán aparcar sus vehículos en áreas de estacionamiento regulado, como la zona azul o la naranja, sin necesidad de tener que sacar tique. El Ayuntamiento modificará la ordenanza reguladora de la tasa para estacionamiento de vehículos en la vía pública, con el objetivo de incorporar en 2016 la creación de la tarjeta de abono de empresa. Este documento dará derecho a los conductores a estacionar durante el periodo activo de cada zona sin necesidad de tique y sin tener que estar pendiente de que se pase el plazo. El coste será de 100 euros anuales.

El principal requisito para poder acogerse a este nuevo servicio es que se trate de vehículos de empresas o autónomos, con sede social en Cambrils y que estén al corriente de pagos, según explica el concejal de Hisenda, Jaume Gila. «Sin embargo, si se estaciona sin poner la tarjeta, hay que tener en cuenta que la sanción será exactamente la misma que en los casos en los que no hay tique: once euros», puntualiza Gila.

Alegaciones

El Ayuntamiento ha modificado la ordenanza aceptando las alegaciones de la Federació d’Empresaris de Cambrils (Fecam) y el grupo municipal del Partido Popular en referencia a este servicio.

Y es que los empresarios cambrilenses llevaban mucho tiempo reivindicando una decisión en esa dirección. «Hace cuatro años que lo reclamo. Con el anterior gobierno nunca llegamos a ponernos de acuerdo», lamenta el presidente de la Fecam, Victorià Luque.

El representante de los empresarios recuerda también que «hace años hubo una tarjeta que costaba unos 180 euros, pero era para todos los vehículos y no consiguió descongestionar el tráfico. No sirvió para nada». Ahora se muestra satisfecho porque al fin han conseguido lo que pedían. «Tendremos un abono para las empresas. Habrá que colocar el distintivo en un lugar visible, seguramente deberá ir vinculado a un vehículo concreto y será personalizado. Pero este control me parece muy bien», insiste Luque.

Según añade el presidente de la Fecam, primero planteaban un coste de más de 200 euros al año, algo que la Fecam consideraró «inasumible para las empresas». Finalmente queda por 100 . Hasta ahora, los profesionales han tenido que pagar en los parquímetros como el resto de vehículos, aunque en muchos casos con tarifa de residente.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También