Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Las fiestas se inician con un pregón que alabó la potencialidad  turística

El pregonero fue el alcalde de Torremolinos, localidad con la que Salou comparte varias especificidades

Jordi Sans

Whatsapp
El alcalde de Torremolinos, José Ortiz, durante el pregón que abrió las Nits Daurades de Salou. Foto: Pere Ferré

El alcalde de Torremolinos, José Ortiz, durante el pregón que abrió las Nits Daurades de Salou. Foto: Pere Ferré

El alcalde de Torremolinos, José Ortiz, con quien Salou tiene sellada una alianza turística junto con otros seis municipios más de la geografía española, fue el encargado de pronunciar el pregón de este año de Les Nits Dauradaes en un Xalet Torremar convertido en escenario para la ocasión que inauguraría el periodo festivo. Antes del parlamento, el alcalde de Salou, Pere Granados, destacó que ambas localidades, Salou y la localidad malagueña, compartían distintas coincidencias como que fueron en el pasado pequeños núcleos de pescadores unidos por el mar Mediterráneo, transformados por el fenómeno turístico de los años 50 y 60 y que pudieron conseguir la creación de sus respectivos municipios mediante procesos de segregación.

Ortiz, durante su discurso, glosó las muchas similitudes entre las dos poblaciones: «Su tierra: Salou, se encuentra inevitablemente unida a mi tierra: Torremolinos, por lazos de historia», apuntaba. «Las dos localidades fueron habitadas por fenicios, romanos y árabes. Nuestros climas templados y la prosperidad que emanaba de nuestro mar hicieron de ellas lugares acogedores y amables en los que asentarse y establecerse. Fuisteis Salauris y nosotros Molena para los romanos», recordaba.

Ortiz también señaló que «Salou y Torremolinos aportan por sí solos más de 3 millones de turistas anuales y generamos 13 millones de pernoctaciones hoteleras. Son cifras que trascienden la estadística y que nos otorgan el mérito de hacer una fuerte contribución al P.I.B. nacional y al bienestar del país». Ortiz terminó su pregón adaptando la conocida canción de Joan Manuel Serrat ‘Mediterráneo’. «Su alegría, la alegría de sus fiestas me lleva al corazón el bello recuerdo de la canción de Serrat, canción que evoca el gran poeta Antonio Machado».

Al finalizar el pregón tanto el alcalde como la concejal de cultura quisieron obsequiar al pregonero con una placa conmemorativa del día, así como haciéndole entrega de una reproducción a escala de la figura del rey Jaime I que partió hacia la conquista de Baleares desde la localidad. Posteriormente subieron hasta el balcón del edificio de Torremar, desde donde se encendió la traca que marcaba el inicio de las fiestas. El día terminó a las diez de la noche con una cantada de habaneras en la plaza de las Comunidades Autónomas.

Temas

Comentarios

Lea También