Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Las obras de transformación de la antigua N-340 en Miami avanzan a buen ritmo

Esta semana ha terminado la demolición de la calzada hasta la avenida Cadis. Los trabajos deberán estar acabados en diciembre

Diari de Tarragona

Whatsapp
Instalación del colector de aguas residuales en la avenida Barcelona.  FOTO: Cedida

Instalación del colector de aguas residuales en la avenida Barcelona. FOTO: Cedida

Las obras de transformación de la antigua N-340 en una rambla urbana en Miami Platja avanzan a buen ritmo. El pasado 22 de mayo empezaron los trabajos entre la plaza Tarragona y la avenida Cadis. 

El Ayuntamiento ha dotado el primer tramo, entre plaza Tarragona y avenida de Viena, de iluminación provisional que sustituirá la actual mientras duren las obras. Se han desmontado los semáforos de este primer tramo y se han puesto en amarillo intermitente el resto de semáforos de la avenida Barcelona afectada por las obras.

Además se han activado los pulsadores de los semáforos de la plaza Tarragona y también  los de la plaza Jaén para que los peatones puedan detener el tráfico y cruzar la avenida con seguridad. Por otra parte, se está preparando para que funcione también la iluminación provisional hasta la avenida Cadis, que entrará en funcionamiento la próxima semana, lo que permitirá desmontar la instalación actual. 

Esta semana ha terminado la demolición de la calzada hasta avenida Cadis, final de obra, excepto los cruces (avenida Veracruz, California, Los Ángeles, Viena y París) donde no se trabajará hasta después del verano, de tal manera que en estos puntos se podrá atravesar a pie y en coche.

Según el Ayuntamiento, esta semana también continúan los trabajos de reposición del colector de aguas residuales, entre la avenida París y la avenida California, en ambos lados de la avenida.

A partir del lunes se cerrarán los dos laterales de la avenida, entre Viena y California, restringiendo la circulación de vehículos y dejando el paso para los peatones en las aceras.

También la próxima semana se colocará el cierre perimetral delimitando la zona de obras y se eliminarán los parterres ajardinados en este mismo tramo. Finalmente, se está terminando de colocar la señalización vertical orientativa de zonas comerciales, playas y aparcamientos, entre otros.

Sorigué deberá finalizar las obras del tramo de la avenida de Barcelona, antes del 31 de diciembre. Esta condición era indispensable para poderlas ejecutar, pues el proyecto se enmarca dentro del Pla de Barris de la Florida y esta es la fecha límite que ha dado la Generalitat para ejecutar lo que queda pendiente de este ámbito.

Cabe recordar que de los 4.495.188,93 euros que costará la obra, la mitad están financiados a través de una subvención que ha otorgado la Generalitat.

El nuevo espacio será de prioridad peatonal. Se aumentarán las aceras y se minimizará la calzada para los vehículos. El proyecto también incluye zonas verdes, la creación de un carril bici, papeleras, bancos, fuentes y juegos infantiles.

Temas

Comentarios

Lea También