Más de Costa

Las obras para adecuar la antigua N-340 en Torredembarra costarán un millón de euros

Las obras han sido adjudicadas a Sorigué. Se financiarán con una subvención estatal y con endeudamiento municipal

EDUARD CASTAÑO

Whatsapp
Imagen del Passeig de Miramar, que también se verá afectado por los trabajos. FOTO:  ANNA F. - AJ. TORREDEMBARRA

Imagen del Passeig de Miramar, que también se verá afectado por los trabajos. FOTO: ANNA F. - AJ. TORREDEMBARRA

Antes de que en España se extendieran las actuales autovías, el tráfico interurbano se desarrollaba de forma casi íntegra en las llamadas ‘nacionales’, carreteras de un único carril por sentido que atravesaban pueblos y ciudades. La N-340 se convirtió en el emblema de este tipo de vías y, al mismo tiempo, en la más extensa (1.248 kilómetros) de este tipo de calzadas, atravesando la península desde Puerto Real (Cádiz) hasta Barcelona.

Tras su decadencia y cesión a los diferentes ayuntamientos en sus tramos urbanos, las localidades han ido decidiendo en muchos casos decidieron en muchos reconvertir dichos recorridos en paseos urbanos adecuados a la actualidad.

Torredembarra es uno de esos municipios que aspira a reconfigurar el tramo que alberga de esta reliquia viaria del pasado. Es por eso que la Junta de Govern Local adjudicó el pasado día 18 las obras de acondicionamiento de la antigua carretera N-340 (Passeig de la Sort-Passeig de l’Estació) y carril bici en el término municipal de Torredembarra a la empresa Sorigué SAU por un importe de 1.036.152,86 € (IVA incluido) y un plazo de ocho meses. En breve, se adjudicará la dirección de las obras y se establecerá el calendario de ejecución. Las principales actuaciones del proyecto son las obras de urbanización del tramo del Passeig de la Sort-Passeig de l’Estació, la rotonda del Passeig de la Sort y el carril bici.

El concejal de Via Pública, Raúl García, señala que «entre las principales características del proyecto destaca la reducción de la anchura de la vía destinada a la circulación de vehículos con el correspondiente límite de velocidad, la inclusión de las paradas de las líneas de autobús que actualmente se encuentran en el Passeig de la Sort, la rotonda en la intersección del Passeig de la Sort con Passeig de Miramar que permitirá evitar giros conflictivos y los tres kilómetros de carril bici y peatonal que tendrá Torredembarra desde el límite con Altafulla hasta Nova Torredembarra cuando finalicen las obras».

Aspecto más amable

Cuando se presentó el proyecto, el alcalde, Eduardo Rovira, ya explicó que el objetivo de esta actuación urbanística «es cambiar la fisonomía del eje longitudinal de la antigua N-340, pasando de una vía de tipología interurbana a urbana, con un aspecto más amable y de ciudad. Todo ello, para eliminar el efecto barrera que conlleva cualquier vial con planteamiento de carretera».

Las obras se financiarán con los 568.006,55 € restantes de la subvención del Estado para la reconversión de esta vía en urbana y con recursos propios del Ayuntamiento provenientes de endeudamiento. Hace años que se llevó a cabo el desdoblamiento de la N-340 a su paso por el municipio y entonces se obtuvo una subvención de 765.562,66 € del Estado para su reconversión, pero ningún gobierno municipal sacó adelante el proyecto, hasta el 2016 que para no perder la ayuda económica se optó por iniciar la reconversión en fases con la construcción de la Rotonda dels Pescadors.

Temas

Comentarios

Lea También