Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Las playas de Salou y Torredembarra tendrán socorristas en Semana Santa

El resto de ciudades han adecuado el litoral tras los temporales, pero el servicio de vigilancia no empieza hasta mayo o junio

J.Cabré

Whatsapp
Los socorristas de Salou ya patrullan las playas desde ayer y en Torredembarra empezarán del Viernes Santo a Lunes de Pascua.  Foto: Alba Mariné

Los socorristas de Salou ya patrullan las playas desde ayer y en Torredembarra empezarán del Viernes Santo a Lunes de Pascua. Foto: Alba Mariné

Cuatro socorristas están vigilando la playa de Llevant de Salou desde hace escasas horas. El Ayuntamiento, y más concretamente la concejalía responsable del litoral de la Costa Daurada, ya ha activado la maquinaria para que los primeros turistas de temporada tengan a mano un socorrista en caso de necesidad.

Los vigilantes estarán en Llevant siempre y cuando sea la playa con mayor afluencia de bañistas. La idea es que estos profesionales se desplacen durante las dos próximas semanas por las diferentes playas en función del volumen de personas. Y a partir de mayo se incrementa el número de profesionales y los kilómetros de playa a cubrir. El horario será de 10 a 18 horas estos primeros días de la temporada.

Julia Gómez, la responsable del área de playas del Ayuntamiento, explica que «el litoral es uno de nuestros grandes atractivos y debemos tenerlo siempre en las mejores condiciones. Empieza Semana Santa y llega la primera gran oleada de turistas. Nuestra responsabilidad es que se encuentren a gusto y todo en perfecto estado».

Salou ha invertido 160.000 euros en diferentes mejoras y la Diputació ha añadido otros 360.000 en la base náutica de la playa de Ponent, que abrirá dentro de pocas semanas. Con todo, las playas y calas de la capital de la Costa Daurada ya están en perfecto estado para estos primeros días vacacionales.

En Torredembarra también habrá socorristas estos días festivos. El Ayuntamiento apuesta por tener profesionales los días más señalados –desde el Viernes Santo hasta el Lunes de Pascua– en las playas urbanas de la ciudad: La Paella y la zona del barrio marítimo. «El sistema de vigilancia se realizará con patrullas dinámicas, sin torre de control, que consideramos que no es necesaria atendiendo la baja densidad de personas dentro del agua que están durante estos días», explica Josep M. Guasch, concejal responsable del área.

Tanto en Salou como en Torredembarra, los socorristas tendrán una caseta para atender tanto a los heridos potenciales así como para centralizar el operativo programado.

En Creixell, la vigilancia de playas la hará la Policía Local de forma puntual, explica el alcalde Jordi Llopart.

Los otros municipios con litoral también han puesto sus playas apunto para estos días, pero no destinarán recursos para vigilancia. Consideran que es una época de disfrute de la playa, pero sin bañistas y que, por tanto, el esfuerzo económico debe destinarse de cara a verano.

Roda de Berà este año sí que ampliará la cobertura a partir del 15 de mayo entendiendo que ya es una época con un buen número de bañistas en sus diferentes playas. El resto de localidades pondrán este servicio a partir de junio y la finalización es escalonada, a partir de mitad de septiembre.

Otras mejoras visibles

Cada localidad, más allá de la vigilancia, ha empezado a poner la playa en condiciones. En Altafulla se ha renovado la megafonía, se instalan dos chiringuitos y nuevos baños para gente con movilidad reducida. «Nuestro visitante disfrutará de una playa que ha recuperado el esplendor anterior a los temporales», explica Pere Gomés, concejal responsable del área.

En Mont-roig del Camp, la prioridad para estos días ha sido la mejora de los accesos a las calas y a su vez también la limpieza de las mismas, afectadas por los últimos temporales.

En L’Hospitalet de l’Infant se han instalado papeleras y baños para los primeros turistas en las playas de L’Arenal, Punta del Riu y L’Almadrava. Además, lo que sí se está haciendo es una limpieza diaria de toda la arena para que esté en perfectas condiciones cada día hasta final de la temporada vacacional.

En la playa de La Pineda también se está trabajando para poder disfrutar de este tramo de litoral de Vila-seca. Al igual que muchos otros municipios no estará todavía la Creu Roja vigilando a los bañistas. Las duchas sí están operativas y los daños del temporal, a priori, arreglados. El Ayuntamiento explica que la reposición de arena que falta en la playa se empezará a colocar a principios de mayo.

En Cambrils se han restaurado las playas afectadas por los últimos temporales y se han dejado en buenas condiciones para estos días.

Temas

  • COSTA

Lea También