Las sillas anfibias de Calafell serán de 'autoservicio'

Por protocolo de seguridad los socorristas no realizan el baño asistido

José M. Baselga

Whatsapp
No habrá baño asistido con las sillas anfibias.

No habrá baño asistido con las sillas anfibias.

Personas con discapacidad o movilidad reducida no han podido usar hasta ahora las sillas anfibias que permiten un baño en la playa de Calafell. Pese a que ese material estaba junto a las casetas.

Sin embargo los socorristas descartaban usarlas porque no había un protocolo específico para el acompañamiento de personas con ese material anfibio para evitar los contagios de coronavirus.

Los usuarios de la playa que pedían poder usar la silla no han podido disfrutar del baño.

El concejal de playas, Aron Marcos, explica que desde este momento ya podrá usarse porque ha llegado un protocolo de uso. Sin embargo no es con baño asistido. Los socorristas no acompañarán al usuario.

El baño no será asistido.

Quien quiera usar la silla anfibia deberá hacer un uso individual o acompañado por un familiar. Tras el baño debe devolverla en la caseta de socorrismo y será el personal de salvamento quien se encargue de la desinfección del aparato. El Ayuntamiento ya ha adquirido el material necesario para ese trabajo.

El sistema genera dudas entre las personas con discapacidad por la dificultad que puede tener manejar esa silla. Pero también reclaman que los diferentes puestos cuenten con ese material que permite el baño a todas las personas.  Advierten que en una playa con más de 5 kilómetros de largo, las sillas deberían estar distribuidas en toda la costa.

Temas

Comentarios

Lea También