Las ‘sombras’ de Sara Baras deslumbran en el escenario de Cambrils

Crónica Cambrils. La bailaora inaugura la 45 edición del Festival Internacional de Música con un impresionante espectáculo que hipnotiza al público

CRISTINA SIERRA

Whatsapp
Sara Baras en los primeros minutos de su espectáculo ‘Sombras’ en el Parc del Pinaret. FOTO: PERE FERRÉ

Sara Baras en los primeros minutos de su espectáculo ‘Sombras’ en el Parc del Pinaret. FOTO: PERE FERRÉ

El zapateado pasional de Sara Baras consiguió silenciar el Parc del Pinaret este pasado jueves por la noche. La bailaora fue la encargada de dar el pistoletazo de salida a la 45 edición del Festival Internacional de Cambrils, y lo hizo con un espectáculo que cautivó al público asistente, que todavía hoy debe alucinar con la gaditana y su capacidad para embrujar con su arte.

Los cambrilenses pudieron disfrutar de Sombras, un viaje a través del tiempo, de los colores, de la multitud y del silencio que «nos persiguen o que nos acompañan y no dejan de sorprendernos». Un espectáculo con el que Baras demostró porqué es una de las bailarinas más importantes a nivel internacional y en el que se dejó el alma en cada golpe de tacón.

Pasaban pocos minutos de las 22h cuando seis bailarines –dos chicos y cuatro chicas- aparecieron en escena con una iluminación muy tenue que dibujaba esas sombras que nacen des de la farruca que ha acompañado toda la vida a la bailaora. Una puesta en escena muy íntima que fue ganando luz con cada número que reflejaba emoción y arte en estado puro.

Sara subió al escenario con un traje pantalón negro con una chaqueta roja larga a conjunto con un pañuelo con el que jugó en diferentes momentos del baile, que ganó en intensidad con el taconeo hipnótico de la gaditana y que consiguió enmudecer al público y dejar el parque en auténtico silencio con el único ruido de su taconeo.

Junto a Baras, cinco músicos y dos cantaores de flamenco que invitaban a disfrutar de cada acorde de guitarra, del sonido de las cajones flamencos y del quejío que salía con fuerza del interior de los artistas.

Unas sombras que consiguieron llevar al espectador a nuevos lugares donde identificarse, sitios donde desconectar y disfrutar de una noche de verano perfecta. La gaditana cambió su estilismo hasta en cinco ocasiones con looks de ensueño que aportaban este toque mágico a cada baile que jugaba con las luces del escenario.

Tras abrir el show con el traje pantalón negro, Baras lució un bonito vestido azul claro con vuelo en la falda; otro diseño en tono rojo pasión, uno de los colores más representativos del flamenco, con su melena recogida en un moño decorado con una flor roja; un impresionante vestido repleto de flecos en blanco y negro combinado con un mantón rojo, y el último cambio fue un diseño blanco con varias capas que aportaban un movimiento único a cada paso y que ayudaron a poner el broche final perfecto.

Más de hora y medio de actuación que acabó con el público que estaba en las gradas en la platea y con el resto de pie para aplaudir a la artista. «Para mí es un honor estar aquí y abrir un festival tan bonito. El público maravilloso de esta tierra bendita que siempre nos trata con cariño», dijo la andaluza antes de finalizar el show con un último baile.

Cabe destacar que antes de iniciar el espectáculo, el director de la productora Concert Studio, Martín Pérez, quiso dirigir unas palabras a los asistentes. El empresario aseguró que era un «honor» dirigir el Festival Internacional de Música de Cambrils y que lo hacía con una «ilusión» compartida con su equipo. «Sara Baras es la mejor. Le quiero agradecer que quiera inaugurar este festival. Quiero darle las gracias por estar aquí, los artistas quieren venir a Cambrils. Tienen (los cambrilenses) un festival de prestigio, espero que se sientan orgullosos», manifestó.

La 45 edición continuó ayer con Momo y su impresionante tributo a Queen que hizo bailar a miles de personas. Esta noche será el turno dels Pets, que presentarán su nuevo álbum SOM.

Temas

Comentarios

Lea También