Las súplicas del Baix Penedès para "evitar que el polvorín explote"

Los alcaldes presentan a los grupos parlamentarios las necesidades acuciantes de la comarca 

José M. Baselga

Whatsapp
La reunión de Baix Penedès Existeix con los parlamentarios.

La reunión de Baix Penedès Existeix con los parlamentarios.

Noticias relacionadas:

- Protesta ante la Generalitat

- Todo sigue igual

- OPINION: Una comarca de paradojas

El Baix Penedès ya llevó su lista de agravios ante la Generalitat y al Parlament. Con la pancarta El Baix Penedès Existeix los alcaldes alertaron del riesgo social de la comarca si no hay una industrialización y un adecuación de los servicios ajustándolos a la realidad.

En la Generalitat y en el Parlament los grupos políticos aseguraron que  recogían las reivindicaciones y que se impulsarían acciones para «evitar que el polvorín explote», como lo define el propio presidente del Consell Comarcal y alcalde de L’Arboç, Joan Sans.

Los representantes de los partidos políticos en el Parlament volvieron a escuchar el clamor de ayuda. Lo hicieron en el Auditori Pau Casals de El Vendrell. Sans volvió a desplegar el memorial de necesidades. Las mismas por las que desde hace años se clama sin que hayan tenido respuesta.

Con la pancarta de Baix Penedès Existeix ante la Generalitat.

Entre las urgencias está el colapso del hospital comarcal. Ya cuando se construyó en 2005 se advirtió que era pequeño. Con el imparable crecimiento del Baix Penedès ahora es «obsoleto» obligando a largas horas de espera en urgencias o a buscar atención fuera de la comarca.

Uno de los riesgos más acuciantes es el del desempleo, con una tasa del 37% a la que se une la marcha de empresas y el aumento de población que en muchos casos llega en unas situaciones similares. En este sentido urge un plan de industrialización que tenga al proyecto de Idiada 2 como polo de atracción de otras empresas que puedan ir llegando a la zona.

El Baix Penedès necesita una urgente industrialización.

Ligado con el empleo la comarca reclama más oferta formativa en sectores con previsión de generar empleo para dar salida a las expectativas de los jóvenes. «Que el Baix Penedès sea un territorio donde se pueda vivir con calidad y expectativas y actualmente no es así». 

Está por ver la respuesta efectiva que den las administraciones superiores más allá del compadecimiento. Porque las necesidades son muchas debido aun olvido crónico «y que se ha agravado con la crisis de la pandemia causando una situación casi insostenible que obliga a una actuación urgentísima».

La ampliación de servicios es una necesidad en el Baix Penedès.

En el listado de necesidades nada nuevo que no se haya dicho durante años. Más seguridad, ayudas sociales, una nueva comisaría de Mossos, más bomberos y plazas de residencias, reducción de peajes de la C-32, mejora del servicio de Cercanías de Renfe...

«Si no se hace nada medio plazo la comarca es un polvorín que puede explotar. Ya somos uno de los territorios con más okupaciones, plantaciones de marihuana...».  La comarca pidió en el Auditori Pau Casals que los grupos parlamentarios defiendan las demandas en la tramitación de los presupuestos de 2022.
 

Temas

Comentarios

Lea También