Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Llenguadets, la cala de la paz

La playa ubicada en Salou es semiurbana y tiene mucha afluencia de público. Su arena dorada es fina y sus aguas, tranquilas y cristalinas

ÁLEX FAURA GÓMEZ

Whatsapp

La cala dels Llenguadets no es una de las playas más conocidas de la capital de la Costa Daurada, pero tiene su encanto particular que hace que muchos turistas acudan allí con sus familiares y amigos  durante la  temporada alta de verano.

Sus 60 metros de longitud y sus 30 metros de ancho la convierten en un cala diminuta que, cada día, se llena de bañistas.

Llenguadets destaca por su paz, tranquilidad, su agua transparente, la arena dorada y, en definitiva, el poder desconectar de todo pasando un día en la playa.

La presencia de turistas de diferentes nacionalidades es evidente. Los nacionales proceden sobre todo del norte, de Zaragoza, Bilbao o Vitoria, y también de otras poblaciones tarraconenses, como Reus o de otras zonas de Catalunya. La presencia de barceloneses en Llenguadets es bastante alta e incluso algunos turistas reconocen que llevan viniendo a esta playa desde hace 40 años.

Los bañistas practican deporte en la orilla. Foto: Alba Mariné

Al ser una playa pequeña, padres y madres tienen en todo momento controlados a los más pequeños con facilidad y pueden disfrutar de la tranquilidad que conlleva estar durante tantas horas en un sitio de estas características.

Junto al turismo nacional se encuentra el extranjero, y es que la presencia de rusos, franceses, alemanes e ingleses es muy habitual. El entorno que rodea a la cala es de hoteles y apartamentos. Está en la zona de Cap Salou y queda retirada de las principales playas salouenses, como son Levante, Poniente o playa Larga.

La tranquilidad de sus aguas hace que sea muy familiar

Llenguadets dispone de varios servicios para sus usuarios, como el uso de duchas, lavabos, papeleras, chiringuito, alquiler de hamacas y sombrillas y la posibilidad de practicar deportes náuticos. Destaca la moda del paddle surf, que consiste en remar sobre una tabla pero con la particularidad de que la persona que lo practica lo hace en pie encima de la tabla.

Su localización es cercana a la conocida playa de Capellans. Antiguamente esta cala era muy poco conocida, pero gracias a la construcción del Camí de Ronda se convirtió en una playa más accesible y eso provocó que los bañistas fueran con más frecuencia a sus arenas. Aparte del acceso por el Camí de Ronda también se puede hacer por la calle de la Torrossa.

Por lo que al entorno se refiere, destaca la punta del Porroig, que separa esta cala y la de Capellans y también tiene un recuerdo histórico, ya que Llenguadets conserva a día de hoy uno de los bunkers construidos en la Guerra Civil española y también dos nidos de ametralladoras que señalan hacia la Punta del Cavall y al Puerto marítimo de Salou.

Servicios

Lavabos
Duchas
Papeleras
Chiringuito
Alquiler de hamacas y sombrillas
Alquiler náutico

Un largo paseo por el renovado Camí de Ronda

El Camí de Ronda es la herramienta perfecta para acceder a todo tipo de playas, sobre todo las que son menos conocidas, como el caso de la cala dels Llenguadets.
Durante 75 minutos puedes hacer el recorrido completo por este camino, en el que destacan los paisajes marítimos que tienen las playas de Salou y  su cabo. Además, hacen más fácil el acceso a las diferentes calas que tiene el municipio salouense.
El camino arranca en las terrazas del paseo Colón, justo en la explanada de los Pilones, sigue con los pies de la antigua construcción histórica del Lazareto, en ella encontramos a su paso la conocida y humorística ‘silla del Rey Jaume’. El camino avanza y pasamos de la playa de Capellans al mirador de la Punta de Po-Roig, con pasado histórico ya que desde el siglo XIII ya pasaban hechos  como los del rey Jaume I y sus conquistas  en esos terrenos.
Por último,  el Camí de Ronda te lleva hacia una antigua zona de refugio para piratas. Cala Crancs es la playa que le pone el broche de oro a este recorrido total de 1,6 kilómetros de distancia que rodean la costa.

Temas

Comentarios

Lea También