Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Logra un crédito y los permisos para un pádel en Calafell y le niegan la autorización

Tras el visto bueno provisional del Consistorio, pagó el proyecto y pidió un préstamo de 150.000==euro== para emprendedores
Whatsapp
Bernd Dissarz en los terrenos donde ha proyectado construir dos pistas de pádel.  Foto: JMB

Bernd Dissarz en los terrenos donde ha proyectado construir dos pistas de pádel. Foto: JMB

El vecino de Calafell Leo Dissarz propuso al Ayuntamiento construir dos pistas de pádel en un terreno junto a la urbanización Alorda Park. La calificación urbanística del solar lo permitía y la sociedad propietaria del terreno estaba de acuerdo. Incluso el Consistorio lo tramitó hacia Urbanisme de la Generalitat ya que legalmente la actuación era posible.

Con ese visto bueno, Dissarz pagó un proyecto y unos planos y logró un crédito de la Generalitat de 150.000 euros destinado a jóvenes emprendedores. El objetivo era poder explotar la instalación como proyecto empresarial y generar empleos. Era enero de 2014, pero todavía no ha podido hacer nada. La Comissió d’Urbanisme de Tarragona ha informado desfavorablemente.

‘Ya hay dinero invertido’

Bernd Dissarz, padre del joven emprendedor, señala que la denegación no está justificada ya que el proyecto cumple con las exigencias urbanísticas. Incluso amoldó el diseño a las directrices municipales para la zona que impiden que las pistas sean cubiertas. «Ya hay gastado dinero en proyectos, en devolución del crédito y no hemos podido hacer nada».

El Ayuntamiento de Calafell reconoce que la actividad del pádel en los terrenos es posible y cumple con las posibilidades de la zona. El concejal de Urbanismo Rafel Solé (CiU) explica que el Ayuntamiento ya ha enviado un escrito a Urbanisme para que revisen la negativa, porque creen que es un error. «Hemos pedido a Urbanisme que corrija el informe desfavorable, ya que la actuación es posible».

El planeamiento urbanístico de Calafell permite en esos terrenos desarrollar una urbanización para la que todavía no hay fechas. La norma urbanística contempla que en esas circunstancias puedan desarrollarse actividades deportivas como las que propone Dissarz. «De momento debe ser temporal por tres años y estamos de acuerdo», explican. Pero su proyecto sigue bloqueado y no pueden desarrollarlo.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También