Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los Diables de Torredembarra cumplen años

La entidad cultural conmemora durante los próximos doce meses su 30 aniversario y presenta una bebida y un postre para inmortalizar la efeméride

Jordi Sans

Whatsapp
La Colla de Diables de Torredembarra durante una de sus actuaciones recientes. Foto: Anna Fusté-Aj.Torredembarra

La Colla de Diables de Torredembarra durante una de sus actuaciones recientes. Foto: Anna Fusté-Aj.Torredembarra

Los Diables de Torredembarra cumplieron esta pasada noche de Sant Joan 30 años de historia y para celebrarlo organizan a partir de hoy hasta el mes de junio de 2018 diferentes actos para festejar estas tres décadas.

La agrupación hizo un acto simbólico la pasada noche del 23 de junio en el que escenificaron una encendida de carretillas especial en el Bloque de la costa de la localidad. Este bloque servía años atrás para colocar los barcos que salían a pescar y se ha convertido en un emblema para el municipio. A pesar de que actualmente el histórico lugar está ocupado por un monumento conmemorativo, los diables representaron esta acción histórica.

Ayer presentaron, como acto conmemorativo, una bebida y un postre. La bebida es una ratafía elaborada en La Pobla de Segur bautizada con el nombre de raiers, oficio tradicional de dicha localidad. De esta manera, se juntan distintos aspectos culturales y es una forma que tiene el grupo de ensalzar la cultura catalana. En lo referente al postre, ha sido elaborado por la pastelería local Cal Jan, cuyos propietarios y trabajadores han tenido relación con el recorrido del baile siendo miembros activos. El dulce tendrá unos cuernos negros diabólicos.

Para el sábado que viene está previsto un correfoc que por primera vez invitará a hasta cuatro bailes de diables. Estarán presentes las colles de diables de Tarragona, la del Morell, la de Sitges y la Vella de Mataró. De esta manera se podrán ver distintas formas de relación con el fuego y las fiestas tradicionales que enzarzan un mosaico complejo.

El día 16 de julio la entidad celebrará un vermut con actividades para todos y para el mes de septiembre está programado un correfoc con toda la gente que durante estos treinta años ha formado parte del baile en algún momento. Desde la organización calculan que la cifra estará entre los 300 y 400 participantes. A lo largo del año se irán presentando nuevas actividades que llenarán en pequeñas dosis Torrdembarra de cultura haciendo gala del legado en la localidad y de la relación histórica de sus vecinos con el fuego.

La festividad de Santa Rosalia se presenta como una gran oportunidad de celebración.

Temas

Comentarios

Lea También