Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los Mossos dejan sin partida de bingo a los abuelos de Cunit

Decomisan los cartones, ordenador y tíquets a la asociación Cunit Oest que hace la partida para distraerse por las tardes

José M. Baselga

Whatsapp
El bingo se estaba jugando en un casal municipal de Cunit.

El bingo se estaba jugando en un casal municipal de Cunit.

Estaban los abuelos jugando tranquilamente al bingo de cada fin de semana cuando llegaron los Mossos d’Esquadra. Este bingo es ilegal, dijeron. Y requisaron cartones, mil tíquets que había para vender los cartones, el ordenador con el que se juega y una libreta en la que constaban los ingresos obtenidos. Y los abuelos se quedaron con el susto, la sensación de ser unos delincuentes y sin bingo.

Los Mossos d’Esquadra han desmantelado en Cunit en los últimos días dos locales en los que se hacían partidas de bingo ilegales. Una era en un local de la calle Empar Nadal, en el núcleo histórico. Los Mossos ya investigaban el local desde hace semanas y el pasado 13 de enero por la tarde realizaron una entrada.

Precintado

En ese momento había unas 30 personas jugando. Identificaron al responsable de la sesión e intervinieron 948 cartones. Los Mossos también se llevaron un ordenador portátil con el DVDpara el juego y dinero en efectivo. El local quedó precintado.

Pero días después los Mossos acudieron a poner fin a otra partida de bingo. Pero esta se celebra desde hace años en el edificio municipal de la Masia de Cal Cego, un centro cívico abierto a los vecinos.

Allí las tardes de los viernes, sábados y domingos los abuelos juegan al bingo «para distraerse», explica el vicepresidente de la asociación vecinal Cunit Oest. «Además de pasar el rato, a los abuelos les ayuda a estar despiertos, a que salgan de casa y a relacionarse», señala Angel Grau.

El representante vecinal además añade que para esas partidas habituales solicitan los permisos a la subdelegación de gobierno y que lo tienen hasta el próximo mes de marzo.

Los representantes de la entidad vecinal ya han acudido a la subdelegación de gobierno a llevar toda la documentación que acredita que esas partidas de bingo tienen autorización.

A 0’35 céntimos

«Y que no nos vamos a hacer ricos». Porque el cartón lo venden a 0,35 céntimos y el ganador apenas puede llevarse unos euros. Descontando además que los beneficios son para poder celebrar alguna botifarrada, pese al colesterol que puede suponer, para la fiesta de verbena de Sant Joan o para algún baile durante las fiestas mayores.

Ahora esperan poder recuperar el material incautado para que puedan seguir con sus sesiones de bingo en las que se juntan una veintena de vecinos de la zona y de otros puntos de Cunit porque así pasan una tarde agradable.

Da la circunstancia además que el vicepresidente de la asociación que organiza el bingo es concejal en el Ayuntamiento. «Todo lo hacemos desde la estricta legalidad».

Considera Angel Grau que la acción de los Mossos, dirigida por el Gobierno Central, responde a presiones de las empresas del sector del juego recreativo que ven como caen sus ingresos y piden que se controlen las reuniones de juego ilegales. «Pero lo de los abuelos es otra cosa».

Temas

  • COSTA

Lea También