Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los alcaldes de la Costa Daurada estudiarán la vía legal para desmantelar las vías

Salou, Cambrils, Mont-roig del Camp y L’Hospitalet de l’Infant no descartan un contencioso administrativo para acelerar su reivindicación

Núria Riu

Whatsapp

Los alcaldes de Salou, Cambrils, Mont-roig del Camp y L’Hospitalet de l’Infant mueven ficha para que el desmantelamiento de la vía de la costa sea una realidad. Esta mañana los responsables municipales de estos cuatro municipios han comparecido en rueda de prensa, en el paso a nivel de la calle Barcelona de Salou para avanzar las próximas acciones. Destaca que van a estudiar si es legal la entrada en funcionamiento del nuevo tramo del Corredor del Mediterrani, Vandellòs-La Secuita, sin dar cumplimiento de la declaración de impacto ambiental, la cual recoge que si la administración autonómica no reclama las vías éstas deben desmantelarse.

El edil salouense, Pere Granados, ha asegurado que “si hay cualquier indicio de ilegalidad no descartamos interponer una demanda a través de la vía penal o de un contencioso administrativo”. Una querella que irá directamente contra del Ministerio de Fomento a quien culpan de que esté a punto de inaugurarse la variante y aún no haya un proyecto para la recuperación de este espacio. “Es intolerable que las vías sigan ahí si la declaración de impacto ambiental dicen que tienen la obligación de quitarla, por lo tanto estudiaremos si están incurriendo en una ilegalidad”, ha explicado Granados.

Los alcaldes han mostrado esta mañana su malestar después que solicitaron una reunión con el delegado del Gobierno, Enric Millo, para reunirse durante el mes de febrero y no han recibido respuesta alguna. Interpretan que se debe a que, por el momento, “no hay un proyecto para el desmantelamiento”. Por ello, ya han avanzado que tienen previsto acudir a las puertas de la delegación del Gobierno para la lectura de un manifiesto. “Si en quince días no nos convoca iremos a Barcelona y después también delante de las puertas del Ministerio de Fomento, en Madrid”, ha argumentado el dirigente de la FUPS.

La alcaldesa de Cambrils, Camí Mendoza, ha puesta de manifiesto la “preocupación” en materia de “seguridad ciudadana” que mantienen por el paso de los convoyes por el centro de sus municipios.

El socialista Alfons García, alcalde de Vandellòs i l’Hospitalet de l’Infant, ha recordado que en el proyecto de presupuestos para 2018 no se contempla ninguna partida presupuestaria para impulsar este proyecto. “Nos preocupa mucho que el Estado no lo tenga en cuenta”, ha apuntado. Un punto de vista similar ha defendido el edil de Mont-roig del Camp, Fran Morancho, quien ha solicitado al Ministerio de Fomento que “se ponga las pilas”.

Es el segundo acto que Granados, Mendoza, García y Morancho protagonizar en los últimos meses para reivindicar el desmantelamiento de la vía. El anterior fue a inicios de febrero cuando se reunieron en Miami Platja para empezar a caminar en este frente común.  

 

Temas

Comentarios

Lea También