Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los alcaldes de la Costa Daurada rechazan las críticas por el desmantelamiento de la línea férrea actual

Los responsables municipales de Salou, Cambrils, Vandellòs y Mont-roig del Camp defienden el tranvía, pero exigen al Gobierno que elimine la barrera que suponen las vías

Núria Riu

Whatsapp
Pere Granados, Camí Mendoza, Fran Morancho, Alfons Garcia y Pere Macias, en la Cambra de Comerç de Reus.  FOTO: Alba Mariné

Pere Granados, Camí Mendoza, Fran Morancho, Alfons Garcia y Pere Macias, en la Cambra de Comerç de Reus. FOTO: Alba Mariné

Los alcaldes de Salou, Cambrils, Vandellòs i l’Hospitalet de l’Infant y Mont-roig del Camp defienden que el desmantelamiento de la vía de la costa es un acuerdo histórico y rechazan las «críticas» que aseguran que están recibiendo.

En una conferencia celebrada en la Cambra de Comerç de Reus, organizada por el Cercle d’Infraestructures, y en la que se ha debatido sobre el mapa ferroviario del Camp de Tarragona, los máximos responsables municipales han reiterado la voluntad de que los trenes dejen de pasar por el centro de sus municipios cuando entre en funcionamiento la variante del Corredor del Mediterrani, previsto para el segundo semestre de este año.

El máximo responsable municipal de Salou, Pere Granados, fue el más duro. «Los alcaldes estamos recibiendo críticas injustas sobre este tema», argumentó. En cambio, éste señaló a un único responsable: al Gobierno español. «Las competencias no son de los ayuntamientos sino del Estado. La provincia de Tarragona está olvidada en materia de infraestructuras por parte del Estado».

Granados exigió la construcción de un ramal, de poco más de un kilómetro de distancia, que debe garantizar la conectividad de la estación de Salou-PortAventura con el tronco principal del Corredor. Además reiteró su compromiso con el tranvía. «Es el mejor sistema que hay para una ciudad. Debemos hacer que se implante lo antes posible», afirmó. 

El alcalde de Salou culpa al Gobierno Central de los incumplimientos en materia ferroviaria

Por su parte, la alcaldesa de Cambrils, Camí Mendoza, aseguró que la nueva estación –que se está construyendo junto a la zona deportiva– «es una oportunidad para el municipio». Mendoza puso en valor las conexiones con la A-7 y la AP-7 y afirmó que ésta «permitirá mejorar la conectividad de toda la comarca».

Fran Morancho, alcalde de Mont-roig del Camp, recordó que «a mediados de los noventa, cuando nos preguntaron qué queríamos hacer ya dejamos muy claro que no queríamos el desdoblamiento de la vía porque suponía una barrera en los municipios. No es una cosa que nos hemos inventado ahora los alcaldes», aseguró. Morancho afirmó que «el consenso es total» entre los vecinos.

El desmantelamiento en el tramo desde Cambrils a Vandellòs prácticamente es unánime. Así lo recogen también los instrumentos de planificación como el Pla Territorial del Camp de Tarragona. Y, de hecho, ya hay un proyecto para su transformación en vía verde. Una iniciativa que, según Morancho, no es incompatible con la mejora de la movilidad. Apuntó que «los vehículos eléctricos pueden ser una alternativa que no nos obligaría a mantener la barrera».

Finalmente, el alcalde de Vandellòs i l’Hospitalet de l’Infant, Alfons Garcia, apuntaba que aún hay muchos interrogantes encima de la mesa. «La Generalitat aún no nos ha dicho qué pasará con las cercanías».

En el acto también se habló de la unidad territorial y, en este sentido, el concejal de Urbanisme del Ayuntamiento de Reus, Marc Arza, afirmó que «estamos muy cerca de conseguir un consenso». De hecho, aseguró que «en las próximas semanas podremos ver movimientos».

El presidente del Cercle d’Infraestructures, Pere Macias, apelaba a la dejar de hablar de «desmantelamiento» para hacerlo de «reconversión». Y aseguraba que «no podemos permitirnos el lujo de que el cambio suponga una pérdida de servicios».

Por su parte, el presidente de la Cambra de Reus, Isaac Sanromà, pedía «una mirada amplia y generosa» para desencallar proyectos de consenso, como es la estación intermodal en el sur del aeropuerto de Reus.

Temas

Comentarios

Lea También