Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los ángeles de la guarda de Pitty

Dos policías locales de Calafell salvan la vida a un perro en estado de coma

José M. Baselga

Whatsapp
Pitty es un ejemplar de boyero de Berna de dos años y medio.

Pitty es un ejemplar de boyero de Berna de dos años y medio.

El vecino encontró al perro tirado en la puerta de su casa y en muy mal estado. Sin sentido y con débiles jadeos.  El vecino que vio al animal avisó a la Policía Local  de Calafell que con urgencia acudió a la zona.

El perro es un ejemplar de boyero de Berna de 2 años y medio que saltó la valla de su casa y se precipitó desde una altura de unos tres metros. Aturdido y desorientado apenas pudo andar unos metros hasta que se desvaneció.

Los policías que salvaron a Pitty con su dueño y sus dos mascotas.

Mientras los agentes acudían a la zona avisaron al veterinario de la situación y éste les indicó cómo debían actuar.  También consultaron en Google cómo debían atender al perro. Camino de la casa  ya sabían que el riesgo era que el animal sufriese un fallo multiorgánico que puede llevar a la muerte.

Al llegar a la zona los agentes actuaron con la rapidez que exigía la situación. Colocaron hielo en las axilas del perro, con un paño húmedo de mojaban la lengua.... El objetivo era bajar la temperatura del perro que presentaba unas constantes muy débiles.

Crítico
La patrulla de la Policía Local de Calafell subió al animal en un vehículo policial y lo trasladó al veterinario de Calafell, donde ya esperaban para las atenciones de emergencia. Pitty, como se llama el perro llegó en un estado muy crítico e incluso entró en coma como explica su propietario Sergio Cadena.

El dueño de Pitty explica que en animal saltó la valla de la casa, algo que nunca había hecho y sufrió un gran  impacto contra el suelo. En ese momento el dueño no estaba. Ocurrió entre las once la mañana y las dos del medio día  y el intenso calor de hace unos días contribuyó a agravar la situación y a que el fallo multiorgánico que sufren especialmente los perros en golpes de calor ya comenzase a tener sus efectos.

El animal se ha recuperado totalmente.

En la clínica veterinaria de Calafell atendieron al animal al que aplicaron cuidados y diversas transfusiones de plasma que llegaban de Madrid como explica el  dueño del perro.

La intervención de los veterinarios y sobre todo de los agentes de la Policía Local para aplicar los cuidados que requería Pitty en un primer momento fueron claves para salvarle la vida. Tras quince días ingresado, el perro está totalmente recuperado.

Hace unos días los dos agentes que salvaron la vida al animal acudieron a ver cómo evoluciona. Lo han hecho en diferentes ocasiones desde que lo atendieron y lo recogieron en el coche patrulla.

El propietario de Pitty destaca que la precisa  intervención de los policías de Calafell. «Hicieron exactamente lo que se necesitaba en aquel momento. Acudieron a la intervención asesorándose y actuando con agilidad».

Temas

Comentarios

Lea También