Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los bares de Cambrils, objetivo de ladrones

El viernes y el sábado, dos locales fueron asaltados -Bar Beatriz  y Bar Los Trillos-. En el segundo, los tres menores de edad fueron acorralados por Mossos y Policía Local 

Jordi Cabré

Whatsapp
FOTO: DT

FOTO: DT

La alarma del local y las cámaras de seguridad avisaron, en la madrugada del pasado viernes, de un robo que se estaba perpetrando en el Bar Beatriz, de la avenida Diputació de Cambrils. 

Las imágenes no dejaban lugar a dudas, puesto que el sujeto que se movía poco antes de las seis de la madrugada iba con una capucha que le cubría las facciones de la cara. 

Desde la central se alertó a Mossos y Policía Local de Cambrils, que llegaron los primeros al bar. A pesar de la rapidez de actuación, el ladrón ya se había marchado. Había entrado forzando el marco de una persiana corredera que permitía entrar por un ventanal de la cocina.

Desde allí, el sujeto entró hasta la barra y buscó la caja registradora. Lo poco que había se lo metió en los bolsillos y salió por el mismo lugar. Esta es la hipótesis que quedó plasmada en las diligencias del robo con fuerza.

Pero el robo con fuerza no fue un hecho aislado del primer fin de semana de estas vacaciones de Semana Santa. En la madrugada del sábado, tres adolescentes fueron vistos saliendo del Bar Los Trillos, en la calle Lleida.

Los testigos dieron la voz de alarma y de nuevo Policía Local y Mossos se coordinaron para buscar a tres jóvenes cuya vestimenta era la descripción más precisa por parte de los testigos.

Los sujetos se marcharon de la calle Lleidam en la zona del Regueral, hacia la urbanización Molí de la Torre. El día empezaba a amanecer y los tres sujetos fueron vistos por una patrulla cuando huían a pie por el barranco del Regueral. 

Mientras las patrullas intentaban acorralar a los tres jóvenes, otra bajó a pie hasta el cauce persiguiendo a los tres posibles autores, puesto que la ropa descrita coincidía con la que llevaban aquellos tres jóvenes que corrían por el barranco.

La persecución siguió por una finca, donde los jóvenes pensaban esquivar a los agentes, y terminó con su arresto poco después de las 9 horas. Tres agentes sufrieron pequeñas lesiones en esta persecución, ninguna de ellas importante.

Los detenidos tenían menos de 18 años y quedaron en libertad una vez Mossos d'Esquadra abrieron diligencias del robo con fuerza del bar de la calle Lleida. Fiscalía de Menores es la encargada de citar a los presuntos autores.

Temas

Comentarios

Lea También