Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los besos y abrazos traicioneros en El Vendrell

Una joven se deja besar y abrazar y aprovecha la cercanía para robar collares, relojes e incluso anillos. Este martes, un mossos fuera de servicio pudo evitar un hurto de casi 2.000 euros en joyas

Diaride Tarragona

Whatsapp
Imagen de recreación de un hurto de una cartera. FOTO: DT

Imagen de recreación de un hurto de una cartera. FOTO: DT

Mossos d'Esquadra de la Unidad de Investigación (UI) de la comisaría de El Vendrell detuvieron el martes día 23 de julio a una mujer de 20 años, sin domicilio conocido, por una tentativa de delito de hurto.

Los hechos tuvieron lugar en la calle Cèsar Martinell i Brunet de El Vendrell cuando un agente de esta unidad el cual se encontraba fuera de servicio, observó la intención de una joven de robar a un vecino de la población de 69 años al cual estaba abrazando afectivamente. 

El funcionario decidió actuar de inmediato y después de acreditarse como agente de policía identificó a la mujer la cual pretendía sustraer a la víctima un collar y varios colgantes de oro, así como un reloj y una sortija valorados en 1.900€. Pocos minutos después varios agentes de la misma unidad llegaron al lugar para apoyar a su compañero el cual acabó deteniendo a la joven.

La víctima explicó que la chica le ofreció su número de teléfono así como la posibilidad de que le pudiera dar besos. Ante su insistencia el hombre accedió únicamente a abrazarla, momento en qué aprovechó para intentar sustraerle las joyas que llevaba encima. 

La Unidad de Investigación de la comisaría del Vendrell, ha detectado durante los últimos meses varios casos en que una joven adolescente se acerca a su víctima de manera muy cariñosa con el que se conoce como el método de la mimosa, un tipo de hurto consistente al ganarse la confianza de la víctima y cogerle joyas y dinero aprovechando la proximidad física entre ambos. 

Los investigadores no descartan la implicación de otras personas en esta tentativa de delito de hurto, puesto que en el momento de los hechos el agente fuera de servicio observó como un vehículo estacionado en doble fila a pocos metros, huía del lugar a gran velocidad. 

La víctima presentó denuncia y la detenida quedó en libertad al día siguiente con la obligación de presentarse ante la autoridad judicial cuando sea requerida.

Temas

Comentarios

Lea También