Más de Costa

«Los británicos llegarán a mediados de agosto»

En la costa, donde el mercado nacional funciona, se espera una reactivación del británico para mediados de mes. Turismo de interior y cámpings, con niveles de reservas elevados

Joan Morales

Whatsapp
Turistas paseando por las calles de Salou en una imagen del pasado lunes.  FOTO: alba mariné

Turistas paseando por las calles de Salou en una imagen del pasado lunes. FOTO: alba mariné

El verano va consumiendo días y el sector turístico no acaba de arrancar. Tradicionalmente, este es el fin de semana de más movimiento del año, como puerta de entrada a agosto, el mes por excelencia de las vacaciones. Y el sector lo encara con la confianza de poder aproximarse a unos niveles de ocupación lo más parecidos a los de antes de la pandemia.

Las sensaciones dentro del sector, tal y como explica el portavoz de la Federació Empresarial d’Hostaleria i Turisme Tarragona Provincia (FEHT), Xavier Guardià,  «van por barrios, aunque los hoteleros son los que peor lo están pasando porque no tienen ni ingleses, ni rusos -sus mercados más importantes- y los demás mercados van haciendo, pero flojos». La baja ocupación que han tenido los hoteles de la Costa Daurada durante este mes de julio, donde han trabajado bastante los fines de semana pero entre semana han estado prácticamente vacíos, contrasta con unos niveles de ocupación bastante elevados tanto en el turismo de interior como en el de los campings.

Ahora llega agosto y los empresarios turísticos de la costa esperan con los brazos abiertos a los británicos. Con un «mercado español que funciona, el francés que está empezando y con la buena noticia de que el holandés nos posiciona mejor como destino turístico, todo indica que el británico empezará a operar a partir del 10 y el 12 de agosto», asegura el portavoz de la FEHT, quien añade que «el problema que tienen los británicos es que están cansados de avanzar y retroceder en las medidas restrictivas. Ahora hay muy pocas reservas de británicos, aunque las sensaciones por parte de los touroperadores son buenas y hay que esperar». A diferencia del turista que se mueve por su cuenta en transporte privado, el que lo hace a través de un touroperador lo hace a través «de un proceso mucho más lento. Primero, el touroperador tiene que decidir fletar un avión, después que la línea aérea tenga slots, contratar el hotel, etc.», comenta Xavier Guardià.

Ante este panorama, desde la Federació Empresarial d’Hostaleria i Turisme Tarragona Provincia  confían que «entre los británicos, los franceses y un turismo español fuerte, agosto sea lo más parecido a antes de la pandemia». A nivel de todo este año, Guardià reconoce que «nos conformaríamos conseguir un 65% de ocupación de una temporada normal, de las de antes de la pandemia. Que este 2021 sea un año que nos de la opción de haber trabajado un poco y mirar con fuerza hacia el 2022».

Cancelaciones de franceses

El sector del camping está viviendo una buena temporada de verano que espera alargar durante este mes de agosto. Joan Anton, presidente de la Associació de Càmpings de la Costa Daurada i Terres de l’Ebre, asegura que «tenemos un optimismo contenido para este agosto, donde esperamos una ocupación que rondaría el 80%. Hemos limitado nuestros aforos a entre un 80% y un 90% por todos los protocolos covid y también hemos visto como las cancelaciones de turistas franceses y holandeses han llegado hasta el 40%».

Para compensar estas bajas de última hora, el representante del sector del camping en la provincia de Tarragona comenta que «estas cancelaciones están siendo compensadas por clientes catalanes, aragoneses, navarros y vascos. Además de algunos clientes tradicionales del mundo del camping y otros nuevos que buscan en nuestros establecimientos el contacto con la naturaleza y los alojamientos individualizados».

Haciendo un repaso por diferentes alojamientos del Camp de Tarragona y las Terres de l’Ebre se puede ver que las previsiones varían un poco. Según fuentes de la Associació d’Empresaris d’Hostaleria de la Provincia de Tarragona (AEHT), las casas rurales de la Conca de Barberà tienen plena ocupación de público nacional para este mes de agosto. En cambio, en L’Ametlla de Mar hay un 55% de reservas y se esperan algunas de última hora que podrían elevar esta cifra hasta el 85%.

Según estas mismas fuentes, en algunos hoteles de Altafulla, como el Mar Hotel o el May Altafulla Beach Boutique Hotel, las reservas actuales rondan el 66% y el 55%, respectivamente, aunque se espera rozar este mes el 90% de ocupación.

En el Hotel Rull de Deltebre hasta la semana pasada estuvieron relativamente parados, aunque en los últimos días ha cambiado la dinámica de reservas en positivo. En este sentido, del 1 al 21 de agosto la ocupación en este hotel rondará el 65%, con una primera semana del mes más floja y plena ocupación en la segunda y tercera. La última se espera que sea más floja, «pero dentro de lo habitual, con reservas de última hora», confirman en este hotel de Deltebre, donde reconocen que «las perspectivas y sensaciones de cara a este mes de agosto son buenas».

Temas

Comentarios

Lea También