Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los candidatos de Cambrils quieren peatonalizar el puerto

Algunos partidos apuestan por la remodelación integral de la Rambla de Jaume I

Cristina Sierra

Whatsapp
Los candidatos de Cambrils quieren peatonalizar el puerto

Los candidatos de Cambrils quieren peatonalizar el puerto

El anuncio de la solución para desencallar las obras del hotel el Pòsit ha sido una de las grandes sorpresas de final de mandato. A finales de abril el grupo Natarent comparecía ante los medios para explicar que la construcción de su complejo de cuatro estrellas -que también ocupa la página 29 de esta edición- se iniciará a partir del 15 de septiembre.

Una buena noticia que ha motivado a los partidos que tienen representación municipal a plantearse qué se debe hacer para dinamizar la plaza de Pòsit y sus alrededores. Algunas de las calles del corazón del puerto ya están peatonalizadas pero la mayoría de candidatos apuestan por transformar completamente estos tramos para potenciar el comercio local. Además, muchos quieren estudiar la remodelación de la Rambla Jaume I, un proyecto que algunos ya anunciaron hace cuatro años.

Camí Mendoza, de ERC, asegura que su partido defenderá un modelo de comercio urbano de proximidad. «Tenemos que dignificar el espacio público de la zona  para hacerla más atractiva comercialmente. Por ello pondremos en marcha planes específicos de dinamización comercial y promoveremos campañas para poner en valor el comercio de proximidad. Además pondremos a disposición de los comerciantes formación para la modernización comercial, la implementación de tecnologías digitales y el comercio electrónico», apunta la alcaldesa, que añade que encargará un estudio para la reordenación de la Rambla y del puerto. 

El candidato de Junts per Cambrils, Lluís Abella, también quiere peatonalizar el barrio del puerto. «Con esta medida la zona quedará mucho más atractiva y mejorará la experiencia de compra de cambrilenses y los turistas que nos visiten, que además podrán disfrutar de un paseo mucho más amable», manifiesta el alcaldable, que se muestra partidario a la remodelación de la Rambla. «Se conseguirá una zona comercial más potente. Es un proyecto muy complejo y a la vez muy necesario que requerirá de mucha pedagogía y sensibilidad por parte de todos».

Algunos candidatos tildan de «electoralista» el anuncio de inicio de obras del hotel el Pòsit

En esta línea Oliver Klein, del Nou Moviment Ciutadà apuesta por una reforma integral de la Rambla. «Se debe ejecutar en diferentes fases para evitar molestias mayores y completarla con la peatonalización de la calle Pau Casal. Si damos a esta zona la dignificación que se merece será más competitiva y comercialmente más productiva»., apunta. 

Otra candidata que apuesta por peatonalizar este punto céntrico es Ana López, del PSC, que al frente de la concejalía de Promoció Econòmica ha trabajado con las diferentes asociaciones y una consultora para diseñar nuevas estrategias. «Creo que hace falta seguir ampliando las zonas de viandantes para hacer un urbanismo comercial más amable con las personas y generar actos que atraigan al público. El comercio que tenemos es muy bueno, ahora falta potenciarlo», asegura. 

El proyecto del Pòsit, en duda

Algunos candidatos no acaban de creerse que se haya solucionado el tema del hotel del Pòsit. Juan Carlos Romera, de Ciutadans, asiente que la noticia «no es más que otra ocurrencia de ERC». El alcaldable se muestra crítico con el trabajo del gobierno estos cuatro años. «Si hay algo que ha caracterizado este último mandato es la falta de diálogo y las ganas de trabajar por Cambrils», dice. 

Por su parte David Chatelain, del PP, apunta: «consideraremos que está desencallado cuando empiecen las obras». En cuanto a las medidas para dinamizar el comercio, el candidato propone un plan de modernización de las actividades que favorezcan a las ya existentes para que puedan actualizarse sin problemas. Además apuesta por mejoras fiscales e impulsar campañas de fidelización, como bonificar las zonas azules. «Y sobre todo mejorar la limpieza. Un pueblo sucio no invita a comprar», señala. 

Otro alcaldable crítico con la situación del Pòsit es Ivan Sanz, de la Assemblea de Cambrils, que describe el anuncio del inicio de obras como «propaganda electoral». El político asegura que se debe «gobernar y poner en valor al municipio, aspectos que no se han practicado durante esta legislatura». En cuanto a las medidas, Sanz también opta por la peatonalización e impulsar políticas de apoyo al comercio local. «Es la riqueza municipal que carga de identidad al municipio y la tenemos que proteger», concluye.

Temas

Comentarios

Lea También