Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Costa Hostelería

Los chiringuitos de playa aúnan fuerzas para defender el futuro del sector

Salou renueva la junta directiva de su asociación mientras nace una agrupación catalana con numerosos municipios

Eduard Castaño

Whatsapp
Imagen de uno de los chiringuitos en la playa de Llevant de Salou el pasado verano.  FOTO: ALBA MARINÉ

Imagen de uno de los chiringuitos en la playa de Llevant de Salou el pasado verano. FOTO: ALBA MARINÉ

El inicio de la temporada turística ya está aquí y los chiringuitos siguen sin saber a qué atenerse. Cada municipio está adoptando iniciativas diferentes en cuanto a la apertura de estos establecimientos playeros, al pago de tasas y, en algunos casos, en las condiciones de las concesiones acordadas. La crisis del Covid-19 apunta a dejar muchas víctimas económicas por el camino, aunque los chiringuiteros lucharán por salir adelante en una situación adversa como la actual.

Para ello, han decidido unir esfuerzos y trabajar juntos en beneficio de todos. Entienden que no se trata de solicitar privilegios sobre otros, sino de defender lo que entienden que es justo. Y no sólo para esta temporada con el azote del coronavirus, también para futuras épocas vacacionales. .

Esta misma semana, la Associació de Platges i Xiringuitos de Salou (que cuenta con 33 asociados) aprobó su nueva junta directiva, que estará encabezada por Yeray Romero. Como él mismo explica al Diari, «hemos encontrado una buena predisposición en el Ayuntamiento de Salou. Entre nuestras solicitudes para salvar la temporada están la de prorrogar un año las concesiones y en no pagar el canon de este año». Los gastos previstos se acumulan y ya queda menos de la temporada: «sólo en montaje y grúa, me costará entre 6.000 y 8.000 euros», explica el propietario de un chiringuito.

Las condiciones de distancia social les obligará a ocupar en el mejor de los casos un 50% del espacio que tenían estipulado. Por ello, solicitan comprensión a las administraciones locales, después de que muchos ayuntamientos de costa hayan decidido ampliar el espacio para poner terrazas en bares, cafeterías y restaurantes este próximo verano.

Buscando una asociación potente

Pero en los últimos días se ha dado otra circunstancia para los chiringuiteros: el nacimiento de la Associació de Xiringuitos de Catalunya. La entidad surge como respuesta a la situación de incertidumbre crisis a causa de la Covid-19, al tiempo que busca coordinar esfuerzos y reivindicaciones.

Muchos asociados aseguran no entender el porqué no existe una base de condiciones iguales en características y unificadoras para todo el territorio, hecho que podrían poner sobre la mesa en su interlocución con las administraciones. Basel Junaidi, fundador y presidente de la Associació de Xiringuitos de Catalunya, explica al Diari que «a día de hoy no existe una normativa sobre qué medidas exactas deben llevarse a cabo en nuestro caso. Nadie se ha puesto en contacto con nosotros para ello. Por nuestra parte, hemos decidido sacar adelante mientras un manual de buenas maneras para poder arrancar».

Junaidi recuerda que «cada localidad tiene una casuística particular. Se trata de unificar en lo posible el aspecto legal de las concesiones», al tiempo que «trabajamos en una hoja de ruta, con aportaciones de todos los miembros de la entidad, en función de diversos escenarios futuros. Trabajamos ya con un plan de higiene y seguridad para los usuarios».

En una semana, 130  chiringuitos 

La Associació de Xiringuitos de Catalunya ha sumado la adhesión de 130 chiringuitos en sólo tres semanas, creciendo día a día en nuevas altas y poniendo de manifiesto la gran preocupación del sector por el momento actual y la vocación de unidad y colaboración por parte de los diferentes asociados.

Temas

Comentarios

Lea También