Los comerciantes de La Pineda piden el retorno de los negocios de ocio

VILA-SECA. El restaurador Joan Garcia ha sido elegido nuevo presidente de la Associació Nova Unió de Comerciants i Empresaris hace unas semanas. La reactivación de estos locales traería público joven, que es lo que hace más falta, según la entidad.

Jordi Cabré

Whatsapp
Joan Garcia es restaurador y además presidente de los comerciantes de La Pineda. FOTO: Pere Ferré

Joan Garcia es restaurador y además presidente de los comerciantes de La Pineda. FOTO: Pere Ferré

Joan García, empresario restaurador de 47 años, se ha convertido en el nuevo presidente de la Associació Nova Unió de Comerciants i Empresaris de La Pineda, entidad que se refundó en 2016 con el objetivo de conjuntar el sector comercial del núcleo turístico de Vila-seca.

Joan Garcia substituye al primer presidente de la entidad refundada, Alberto Rodríguez, con la intención de devolver cuanto antes mejor la «normalidad» tras la irrupción de la pandemia y el cambio de hábitos obligados por el tema sanitario.

La entidad se reunirá con el alcalde Pere Segura y le pedirán un aumento de las ayudas para potenciar acciones

Garcia hace poco más de un año que ha tomado las riendas del restaurante familiar, que llevaba anteriormente su padre, socio de la Nova Unió de Comerciants i Empresaris. Su apuesta es que haya más implicación del tejido empresarial de La Pineda y que la suma de acciones permita revitalizar el núcleo turístico. Una implicación que va más allá del sector de la restauración. «Debemos ser todos: inmobiliarias, supermercados, tiendas... Cuantos más estemos, más músculo podemos tener para aplicar estrategias par mejorar nuestra competitividad», explica.

Avetos para replantar

La primera de las acciones de la nueva junta ha sido la adquisición de varios abetos que se han situado enfrente de los establecimientos asociados (junto a la decoración navideña de cada uno). Y este árbol se replantará una vez termine la campaña navideña en un lugar a decidir con el Ayuntamiento y con la participación de los escolares de La Pineda.

Garcia admite que tras el frenazo brusco de la Covid necesitan más apoyo público para llevar a cabo acciones comerciales y reclama al consistorio una ayuda económica equiparable a la entidad de comerciantes de Vila-seca para poder hacer más cosas. Hay una reunión pendiente con el alcalde Pere Segura antes de finalizar el año para hacer la presentación oficial de la nueva junta y buscar sinergias y colaboración.

Garcia admite también que «hay que recuperar la juventud» y lo argumenta desde un punto de vista empresarial: más actividades de ocio que permitan que su presencia en La Pineda ‘alimente’ a otros negocios. El cierre de La Pacha y el cambio de hábitos de muchos locales de noche por otro tipo de negocio ha supuesto, según este empresario local, la pérdida de un cliente más joven que se debería recuperar.

Joan Garcia también admite que la capacidad de trabajo y acciones de la Nova Unió dependerá de la voluntad y ganas de sus 45 asociados actuales. «La junta está para tomar decisiones, pero hay que remar todos con la misma intensidad y en la misma dirección para poder obtener un beneficio colectivo», concluye.

Temas

Comentarios

Lea También