Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los detenidos el 29 M de 2012 niegan haber participado en los desórdenes

Ayer se celebró la primera sesión del juicio. La Fiscalía mantiene una petición de cárcel de 8 años y 9 meses
Whatsapp
Daniel Ayyash e Ismael Benito en el  juicio de ayer en Barcelona.  Foto: Agencias

Daniel Ayyash e Ismael Benito en el juicio de ayer en Barcelona. Foto: Agencias

Los dos jóvenes detenidos tras los incidentes en Barcelona durante la huelga general del 29 de marzo de 2012, Ismael Benito, de El Vendrell, y Daniel Ayyash negaron ayer su participación en los desórdenes durante la primera sesión del juicio que comenzó ayer. La Fiscalía pide para los dos detenidos 8 años y 9 meses de prisión.

Benito y Ayyash fueron arrestados por los Mossos d’Esquadra y están acusados de quema de contenedores y atentado contra la autoridad. Los dos imputados han negado las acusaciones. Los agentes declararon que siguieron a los jóvenes por elementos que llevaban, como unas gafas o rastas en el pelo, y que vieron entre un grupo de 30 personas que provocaron los desórdenes.

La defensa de los imputados cuestionó que pudiese realizarse una identificación tan precisa por la distancia que había entre manifestantes y policía. Además se destacó que los agentes explicaron que las lesiones que sufrieron fue durante la persecución, pero no en el arresto.

La segunda sesión del juicio será mañana jueves. Durante la primera jornada los acusados han estado acompañados en la calle por numerosos compañeros y vecinos que desde hace meses impulsan campañas para reclamar la absolución. El grupo de apoyo cortó la Gran Vía de Barcelona en algunos momentos.

Además de las penas de prisión y las económicas, la Fiscalía ha aumentado la responsabilidad civil que reclama a Benito y Ayyash a 850 euros por el sufrimiento causado a los agentes y a otros 153 euros por los daños que sufrió el uniforme de uno de los policías.

Inicialmente las acusaciones eran el Ayuntamiento de Barcelona, la Generalitat y la Fiscalía, pero el Consistorio barcelonés de la nueva alcaldesa Ada Colau ha retirado las acusaciones ya que las considera desproporcionadas. Los colectivos de apoyo a Benito y Ayyash ya pidieron al Ayuntamiento de El Vendrell que solicitase la absolución como hizo la Facultad de Físicas, donde estudiaban los arrestados.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También