Los fragmentos de cristal identifican a un ladrón de coches en Vila-seca

La Policía Local detiene en la madrugada del 1 de julio a un vecino de 21 años acusado de un robo en el interior de una furgoneta aparcada en la avenida Verge de Montserrat

Jordi Cabré

Whatsapp
Imagen de archivo de un coche de la Policía Local de Vila-seca. FOTO: DT

Imagen de archivo de un coche de la Policía Local de Vila-seca. FOTO: DT

El joven paseaba con interés por la acera de la calle de la Font de Vila-seca. Complexión fuerte, camiseta blanca y pantalón corto negro. El vecino que se fijó en él no era por su aspecto, ni por la ropa que vestía, sinó por el interés que mostraba para con los vehículos aparcados en ese vial. Tocaba cada manecilla de los coches por si alguno estaba abierto o pegaba la nariz en el cristal por si desde fuera se divisaba algo de valor en los asientos interiores.

El testigo caló al peatón y no dudó en llamar a la Policía Local de Vila-seca. El testigo informó al agente de la comisaría que cogió el teléfono de lo que había observado augurando de que algun coche sufriría daños.

La patrulla de la Policía Local se activó ante el aviso del vecindario y a la altura de la calle Jaume Balmes vio a un hombre que coincidía con la descripción en la avenida Verge de Montserrat. El sujeto estaba al lado de una furgoneta.

Los agentes llegaron a su altura y le pidieron que se identificara. Se trata de un vecino de 21 años residente en la ciudad. Mientras hablaban con el joven, otra patrulla peinó la zona por si había algún coche dañado, localizando una furgoneta Citroen Jumpy con la ventanilla rota. Cerca de ella, en el asfalto, herramientas de jardinería y los triángulos de señalización en caso de accidente o avería. Todo procedía del vehículo dañado.

Todo lo localizado por los agentes eran pruebas circunstanciales y difícilmente podían señalar la autoría al joven que habían identificado a poca distancia. Pero la suerte se alió con los agentes, cuando estos divisaron fragmentos de cristal incrustados en las manos, que el joven no pudo argumentar sin señalar la culpabilidad del delito.

Gracias a las pequeñas heridas localizadas, la Policía detuvo al joven, que lo acuso de un delito  de robo con fuerza en el interior del vehículo. La Policía alertó al titular del vehículo dañado por si quería interponer denuncia. 

Temas

Comentarios

Lea También