Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Los incívicos llenan de pintarrajos un mural hecho para adecentar el paso bajo la vía en Coma-ruga

Los vecinos habían pedido sanear el túnel y se encargó una obra a un artista del spray, pero ha durado unas horas

José M. Baselga

Whatsapp
El mural ha sido atacado con pintarrajos.

El mural ha sido atacado con pintarrajos.

El paso bajo la vía del tren de Coma-ruga era una ratonera. Sin luz y sucio. Los vecinos pidieron su acondicionamiento en los presupuestos participativos.

De momento se colocó un punto de luz aunque quede mejorarlo y que quede permanente. También se intentó sanear y para evitar que volviese a aparecer pintarrajeado con garabatos, se encargó a un grafitero de El Vendrell que diseñase y plasmase un mural alegórico del municipio.

Unas horas

Pero de poco ha servido. A penas unas horas después de que estuviese acabado, el interior del túnel ha vuelto a aparecer cubierto de pintadas sin ningún criterio.

Los pintarrajos y firmas que han ensuciado otra vez el túnel han indignado a los vecinos que piden mano dura y que se intente identificar a los autores de los garabatos para que adecenten el paso subterráneo.

Código

El encargo del mural a un joven artista del arte urbano pretendía además de adecentar el paso, intentar evitar que los grafiteros atacasen la obra atendiendo al código de los amantes del spray. que evitan pisarse las obras. Pero no ha sido el caso. Algún incívico ha pintarrajeado el mural.

El Ayuntamiento de El Vendrell ya mantuvo encuentros con los grafiteros más conocidos de la localidad para determinar una serie de lugares en los que podrían plasmar su arte y asumir el compromiso de respetar otras zonas.

Iniciativa

También ha impulsado iniciativas como la de plasmar un grafiti en un puente de acceso a Les Madrigueres o en una de las paredes del instituto Mediterrània con el objetivo de dar a conocer este arte urbano como expresión cultural.

Sin embargo hay quien ha optado por atacar la obra que se había pintado con el objetivo de adecentar un espacio urbano como habían pedido los vecinos.

Identificar

Una situación similar vivía Calafell con una guerra con los grafiteros incívicos y a cada pintada la brigada municipal la borraba en pocas horas hasta que ha podido medianamente controlar la situación.

La Policía Local también tenía un registro de las pintadas y las firmas más habituales para poder denunciar a los autores.

Temas

  • COSTA

Comentarios

Lea También